08 de marzo de 2019
08.03.2019

El laudo de Samsung tendrá un impacto positivo en Duro de entre 35 y 55 millones

El efecto es superior al patrimonio neto negativo de 25 millones desvelado hace una semana

08.03.2019 | 01:20
José María Orihuela.

El laudo parcial de la Corte Internacional de Singapur en el litigio de Duro Felguera contra la multinacional surcoreana Samsung CT Corporation tendrá un impacto favorable de entre 35 y 55 millones en la situación patrimonial de la compañía asturiana, según la estimación avanzada ayer por la empresa que dirige José María Orihuela. La determinación definitiva está a la espera de que se evalúe el alcance de los compromisos existentes con terceros, dijo la ingeniería gijonesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La resolución favorable de este laudo parcial será causa de reformulación de las cuentas de 2018, que concluyeron con un beneficio neto de 37,4 millones de euros pese a un resultado operativo ("ebitda") negativo de 155,39 millones.

Además de la mejora en los resultados y en la tesorería de la compañía que supone el laudo respecto a los datos difundidos el viernes, el dictamen de la Corte tendrá un efecto también benéfico en la posición patrimonial del grupo asturiano. Su cuantía (estimada entre 35 y 55 millones) es superior al patrimonio neto negativo (24,8 millones) declarado por el grupo al cierre del pasado ejercicio tras haber aflorado nuevas dotaciones por deterioros en diversos proyectos y en las cuentas a cobrar en varios países.

Este afloramiento de deterioros es el quinto que hace la empresa desde diciembre de 2017. Desde entonces y hasta marzo de 2018, y mediante sucesivas revisiones de proyectos, litigios y deudas por cobrar, reconoció un patrimonio neto negativo de 181 millones que le llevó a incurrir en causa de disolución. Esta posición de extrema gravedad quedó corregida en julio con la ampliación de capital realizada por 125,7 millones y la reestructuración de la deuda financiera, que alcanzaba los 318 millones.

La nueva comisión de auditoría de Duro, que empezó a operar en agosto, acometió una nueva revisión de todas las estimaciones de ingresos y costes de los proyectos en fase de construcción, así como de posibles indicios de deterioros en la cuentas a cobrar de clientes. Como consecuencia de este trabajo, se desvelaron dotaciones y deterioros sobrevenidos por 156 millones, que es lo que motivó el saldo neto negativo actual.

Con anterioridad al conocimiento del laudo favorable de Singapur, la empresa ya estaba trabajando en la corrección de su posición patrimonial, dialogando a tal fin con sus bancos financiadores y sus principales accionistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35