09 de marzo de 2019
09.03.2019
Nuevo decreto del Ejecutivo en materia laboral

Las empresas deberán registrar la hora de entrada y salida de los trabajadores

El Gobierno da dos meses para activar un control destinado a evitar abusos y fraudes

08.03.2019 | 23:36

El Gobierno utilizó ayer la controvertida vía del decreto para reforzar el control de la jornada de trabajo y para recuperar el subsidio de desempleo para mayores de 52 años. El texto aprobado por el Consejo de Ministros, pendiente de convalidar por la Diputación Permanente del Congreso, da dos meses a las empresas para disponer de un registro en el que se deberá hacer constar las horas de entrada y salida de cada trabajador.

Según las explicaciones de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el registro horario será una herramienta para prevenir y perseguir abusos y fraudes "habituales". Valerio citó a título de ejemplo las situaciones en que los trabajadores a tiempo parcial se ven obligados a realizar más horas de las pactadas en el contrato, no recibiendo por ello contraprestación o cobrando en "B", sin cotización a la Seguridad Social. "La Inspección de Trabajo nos transmite continuamente en sus informes que la ausencia de un registro impide un control efectivo del fraude", enfatizó la Ministra.

El decreto establece una obligación genérica para el conjunto de las empresas de tener el registro horario, aunque el Gobierno se reserva la opción de establecer regulaciones específicas para ciertos sectores o categorías profesionales que no precisa. La obligación de consignar la hora de entrada y salida de cada trabajador se establece "sin perjuicio de la flexibilidad" que permite el Estatuto de los Trabajadores, se matiza también. La nueva regulación añade que las empresas deberán negociar la creación del registro horario con los comités de empresa o, en el caso de las más pequeñas, con los delegados de personal. La CEOE declaró ayer que está "moderadamente satisfecha" con la redacción final del decreto, que "no es lesiva para las empresas", dijo el presidente de la patronal, Antonio Garamendi.

El responsable de la CEOE también dijo estar de acuerdo con la ampliación del subsidio de 430 euros que reciben los parados de mayor edad. La edad para acceder a esta ayuda se baja de los 55 años a los 52, como estaba antes de la reforma laboral del PP (2012). Además, se mejora la cotización a la Seguridad Social por estos desempleados y se extiende el derecho a cobrar el subsidio hasta la edad legal de jubilación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35