El grupo de distribución Dia, que se halla en una delicada situación financiera y en causa legal de disolución -debe restablecer el equilibrio patrimonial el 20 de mayo como fecha límite para eludir el concurso- pactó ayer con los sindicatos el expediente de despido colectivo, que entrañará la salida de 1.604 personas de las 26.709 que emplea en España. De ellas, 40 lo podrán hacer mediante prejubilaciones.

La compañía ofrecerá recolocaciones en otros centros de trabajo del grupo a 356 trabajadores afectados, por lo que, de ser aceptadas por todos ellos, las salidas se reducirán a 1.248, el 4,67% de la plantilla del grupo en España y el 40% menos de los 2.064 despidos planteados inicialmente por la empresa.

En Asturias los afectados sumarán 149, el 11,7% de los 1.264 empleados actuales del grupo en la región, aunque esta cifra también podría menguar ligeramente con la oferta de recolocaciones.

La compañía, que inicialmente ofrecía una indemnización de 28 días por año trabajado con un máximo de 12 meses, volvió a mejorar ayer por segunda vez la propuesta y pactó con la representación laboral 33 días por año de antigüedad con un límite de 24 meses.

Del total de personal afectado en España, unos 200 corresponden a oficinas (unos 80 en la sede central y un centenar en las direcciones regionales); del orden de 300, a almacenes; y más de 1.100, a tiendas.

Dia cerrará en Asturias 24 de sus 132 tiendas en la comunidad (el 18,2%) y uno de sus dos almacenes: el del Polígono del Espíritu Santo, en Colloto (Oviedo). En España se clausurarán otros dos centros logísticos.

Para evitar cierres, la empresa está negociando la venta de tiendas en Asturias y en el resto de España. De ser enajenadas, se intentará la subrogación de sus trabajadores por el nuevo propietario. Dia también mantiene el plan de venta de dos de sus negocios: las perfumerías Clarel (con ocho tiendas en Asturias) y los "cash&carry" (centros mayoristas) Max Descuento, con cinco implantaciones en el Principado. Estas dos cadenas, así como las enseñas La Plaza de Dia (el antiguo El Árbol) y Dia&Go, no están afectadas por el recorte de empleo.

El plan sólo se aplicará en la organización española, que suma 26.709 de los 42.000 empleados que el grupo tiene en cuatro países (España, Portugal, Argentina y Brasil) y 3.474 de las 6.157 tiendas que posee en los cuatro mercados.

El plan de ajuste fue firmado por Fetico (sindicato hegemónico) y UGT, y rechazado por CC OO.

La banca acreedora y el mayor accionista de Dia (el grupo Letter One Retail, dominado por el inversor ruso Mikhail Fridman, dueño del 29% de la cadena española) están iniciando los contactos para intentar llegar a un acuerdo que evite el concurso.