Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de demanda para cubrir las plazas de los cursos

El Principado intenta "reclutar" alumnos para salvar la formación a desempleados

Los sindicatos afirman que la calidad de los cursillos ha empeorado

El Principado intenta "reclutar" alumnos para salvar la formación a desempleados

El Principado intenta "reclutar" alumnos para salvar la formación a desempleados

El Principado intentará "reclutar" a personas incluidas en las gruesas listas del paro para evitar se que se suspendan este año cursos por falta de alumnos y que se tengan que devolver fondos europeos. La mitad de las 2.700 plazas que se ofrecen actualmente están sin cubrir y muchas de estas acciones formativas se están aplazando para intentar captar alumnos , según destacó la patronal de las empresas de formación Cecap. Los sindicatos CC OO y UGT achacan este declive a que una reforma legislativa en 2015 expulsó a los agentes sociales de la gestión de estos cursos y con ello, denuncian, su calidad ha ido decayendo. Mientras, las asociaciones de parados dudan de la utilidad de la mayoría de estas acciones formativas para lograr su inserción laboral.

Ni el Gobierno regional ni las propias empresas de formación encuentran una explicación a la falta de demanda. El consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado, Isaac Pola, reconoció ayer que se están dando dificultades para conseguir completar esas aulas pese a que, señaló, muchos cursos tienen un grado de inserción muy alto, de hasta un 75% en algunos casos. "Estamos analizando las causas y vamos a tratar de reforzar el reclutamiento", señaló Pola, que no explicó cómo tenía previsto hacerlo.

Hasta 2015 eran principalmente los propios sindicatos y la patronal los encargados de hacer esas tareas de "prospección" entre los parados para buscar candidatos a los cursos, según señaló el secretario general de CC OO de Asturias, José Manuel Zapico. Pero todo eso se acabó. Ahora, son las propias empresas de formación las que inician la búsqueda y en el caso de que no encuentren candidatos buscan auxilio en el Servicio Público de Empleo. "El declive de estos cursos está siendo progresivo", denunció el líder regional de UGT, Javier Fernández Lanero. "Antiguamente, por ejemplo, el Inem hacía lo que se llamaba un manifiesto de interés en el que preguntaba a los desempleados cuáles eran sus preferencias a la hora de elegir uno de esos cursos, pero ya no se hace", destacó Lanero.

La previsión es que este año se impartan 373 cursos para desempleados en Asturias, de los que podrían beneficiarse hasta 4.855 estudiantes, con 183.602 horas de formación en el aula y otras 20.760 de prácticas. Pero, al menos, la mitad de estas acciones formativas están en el alero por la falta de alumnos.

Muy crítico, Rubén Díaz, portavoz del Colectivo de Parados y Precarios de Asturias, aseguró que el mayor problema con estos cursos es que no se adecuan al mercado laboral asturiano. "Tienen poca salida laboral, y parece que lo que quieren es tenernos entretenidos durante unas horas", apuntó Díaz. La mayoría, señaló, son muy generalistas y están poco orientados hacia lo que realmente las empresas piden. De una opinión muy similar es José Manuel Zapico, que asegura que en la oferta actual casi no hay cursos relacionados con las nuevas tecnologías, ni con el transporte o la sanidad, tres actividades que, recalca, tienen una gran salida laboral en la región. El sindicalista añadió: "De los 176 cursos que se ofertan ahora mismo el 90% se imparten en el centro de la región, ya no hay presencia de esta formación en las alas, como cuando nosotros nos encargábamos de la gestión".

Javier Fernández Lanero apunta también que otra de las razones de la baja aceptación de estas acciones formativas puede ser también la "desmoralización y el desánimo generalizado" de los parados asturianos por la situación del mercado laboral en el que "la mayoría de los trabajos que se ofertan son precarios".

Compartir el artículo

stats