Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor teme caídas en la demanda de acero y mayores costes por el CO2

La multinacional asocia la escalada de los bonos de carbono con el "Brexit", que podría deprimir la exportación de coches

El riesgo de una desconexión súbita y desordenada de Reino Unido de la UE supone una amenaza general para el clima económico. "La falta de consenso del parlamento británico ante el 'Brexit' y la ausencia de acuerdo con la Unión están profundizando la incertidumbre comercial, incrementan la inestabilidad y se convierten en un elemento más que contribuye a la desaceleración económica", según el análisis de la patronal Femetal.

Su diagnóstico es análogo al que hace Arcelor-Mittal en su informa anual del año 2018. Al citar las amenazas que pueden reducir la demanda de acero e impactar negativamente en la cuenta de resultados, la dirección de la multinacional cita "la falta de avances en las negociaciones del "Brexit", que plantea el riesgo de una salida disruptiva con consecuencias de gran alcance, incluyendo la imposición al comercio de barreras y derechos de aduana, problemas logísticos y restricciones a la libre circulación de bienes y personas".

El Ministerio de Comercio británico divulgó recientemente una primera relación de los aranceles que establecería, en caso de "Brexit" duro, sobre las importaciones procedentes de la UE y de esa relación se infieren riesgos al menos de segunda ronda para Arcelor. Si bien en la lista no figuran tasas específicas sobre los productos siderúrgicos, sí se penaliza a las exportaciones de automóviles, que en el caso de España suponen el 25% de las ventas al país. Una eventual caída de la exportación de coches y camiones reduciría aguas abajo la demanda de acero y por tanto la carga de trabajo de Arcelor, principal suministrador de la industria automovilística española.

Arcelor-Mittal ha alertado también de otro efecto: el riesgo de que la deconexión británica impacte en el mercado de emisiones de CO2, encareciendo los bonos que la industria siderúrgica está obligada a adquirir y, de manera indirecta también, el precio de la electricidad. En caso de "Brexit" sin acuerdo, el Reino Unido quedaría efectivamente fuera del comercio europeo de CO2, situación que genera muchas incertidumbres. En su informe anual, Arcelor relaciona el encarecimiento de los bonos de carbono en 2018 con las tensiones por el "Brexit", si bien otros análisis sostienen que el conflicto tiende más bien a deprimir los precios.

Compartir el artículo

stats