12 de abril de 2019
12.04.2019

Asturias reúne condiciones para ser un polo de innovación, resaltan los expertos

Responsables del centro tecnológico Idonial y de Arcelor piden estimular el espíritu de la I+D+i entre las nuevas generaciones de asturianos

12.04.2019 | 01:21
Por la izquierda, Íñigo Felgueroso; Tomás Emilio Díaz y Mario Díaz, coordinadores del ciclo de conferencias, y José Ramón Laso Ayuso, ayer, en la sede del RIDEA.

Asturias reúne las condiciones necesarias para ser un territorio propicio para que florezca y crezcan la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i). En el mensaje, cargado de optimismo, coincidieron tanto el director general del centro tecnológico Idonial, Íñigo Felgueroso, como el responsable de Unidad Proyecto en el centro de innovación que Arcelor-Mittal tiene en Avilés, José Ramón Laso, durante la segundo coloquio de las jornadas "Perspectivas de la industria asturiana III", organizadas por el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA). Laso fue el más categórico y aseguró que la región tiene incluso potencial para ser un nuevo Silicon Valley, la cuna de la tecnología mundial. "Aquello cuando empezó era un desierto, nosotros tenemos playas, montañas...", señaló. Pero para llegar a ser esa meca hay que ir regando la semilla.

De hecho, unos minutos antes Felgueroso había asegurado que "Asturias es aún una región con una capacidad innovadora media- baja". Con lo que el camino para alcanzar a Silicon Valley puede ser largo. Por ejemplo, el responsable de Idonial destacó que resulta fundamental fomentar la cultura innovadora entre las generaciones más jóvenes. Y dar un empujoncito a las empresas para "sacarlas de su zona de confort".

Precisamente, según José Ramón Laso, eso es lo que trata de hacer Arcelor-Mittal desde que hace unos meses el asturiano Nicolás de Abajo fue nombrado como responsable mundial de los centros de I+D que la multinacional tiene repartidos por el mundo. "Fomentó que se tomaran riesgos, porque vio que, si no nos reinventábamos, desaparecíamos, y una de las cosas que siempre dice es que si algo está funcionando es que la tecnología ya está obsoleta", señaló. Y eso que la innovación y el desarrollo está reportando al grupo grandes resultados. Laso dijo que "por cada euro que el gigante siderúrgico inivierte en I+D consigue un retorno de casi seis euros". Una de las dificultades con las que se encuentran las empresas ahora, advirtió Laso, es que el desarrollo de la tecnología está siendo tremendamente rápido, mucho más veloz de la capacidad de adaptación que tienen las compañías. El centro de I+D que la siderúrgica tiene en la región está liderando la digitalización del grupo a nivel global para mejorar los procesos productivos. Otra de las cosas que ha eliminado Arcelor ha sido la burocracia. "Antes un desarrollo que salía del centro de innovación de Canadá necesitaba hasta 32 firmas para llevarse a cabo", ejemplificó Laso.

El de la digitalización es un barco al que van a tener que subirse todas las empresas. Y vienen curvas, alertó Felgueroso. "Ese es un camino que no va a ser opcional para las compañías, va a tener que ser obligatorio", apuntó. Entre lo que aún le falta a la región para acercarse a Silicon Valley está, además de todo lo citado hasta ahora, una mayor cooperación empresarial y "meterle a la gente joven el gusanillo de la I+D", dijo. Entre lo positivo está que Asturias tiene una gran cantera, agregó Felgueroso.

Idonial y Arcelor tienen un proyecto en común, el del desarrollo de la llamada "Manzana del acero" en Avilés. Felgueroso se mostró muy ilusionado con esta iniciativa para fomentar la innovación en el potente sector industrial. "Será algo muy singular", resaltó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35