16 de mayo de 2019
16.05.2019

Los graduados sociales creen que el registro es un "parche" contra el fraude

El presidente del colegio profesional asturiano propone auditorías laborales obligatorias

16.05.2019 | 01:13
Marcos Óscar Martínez.

"El registro horario es un parche más de un país que da vandazos en los derechos laborales por falta de claridad de ideas para su control", señaló ayer el presidente del Colegio de Graduados Sociales de Asturias, Marcos Óscar Martínez, en relación a una norma que, explicó también, ha suscitado muchas dudas entre los profesionales de su gremio. Martínez ve lógica la obligación de controlar las jornadas "debido al elevado fraude laboral en tiempos de trabajo y horas extra", pero considera que el Gobierno debió conceder un período de "al menos un año" para "dar tiempo a la negociación colectiva a establecer los sistemas de control más adecuados".

El presidente de los graduados subrayó también que España es un país "con cifras de irregularidad desorbitantes" comparados con otros de la UE. "Si la intención del Gobierno es acabar con el fraude laboral, lo que no se puede hacer es ir parcheando en función de quien gobierne; debe haber un gran pacto de Estado para establecer un sistema de control fiable, accesible y objetivo", añadió Marcos Óscar Martínez. En su opinión, el modelo idóneo sería "un sistema de auditorías laborales obligatorias". Propone que tales auditorías sean sufragadas por el Estado. "La solución es bien fácil y factible, con resultados asegurado de fraude cero, de garantía de derechos de los trabajadores y de mejora de la competitividad de las empresas", dijo. Y resaltó: "La cuestión horaria es una fuente de fraude, pero no la única".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35