16 de mayo de 2019
16.05.2019

La negociación en cada empresa determinará si las pausas para fumar son tiempo de trabajo

El 40% de las denuncias que recibe Trabajo son por excesos de jornada La Inspección no prevé hacer controles masivos en Asturias

16.05.2019 | 01:13
asistencia masiva.

Las pausas para tomar café o para fumar durante la jornada laboral computarán como tiempo de trabajo a efectos del nuevo control horario según lo que determine en cada empresa la negociación colectiva, explicó ayer la directora de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Asturias, Adelia García, en una jornada organizada por la patronal FADE en Gijón sobre las novedades en materia de registro horario y también sobre absentismo laboral. García desveló también que cuatro de cada diez denuncias que recibe la Inspección son por excesos de jornada.

La nueva obligación de las empresas de llevar un registro de la jornada laboral de los trabajadores ha suscitado muchas dudas. Una de ellas se refiere a cómo computar interrupciones que son habituales en muchos centros de trabajo: ¿Las pausas para fumar o para tomar un café se contarán como jornada laboral o no? Ante esta cuestión, Adelia García quiso dejar claro que la nueva ley es sólo un instrumento de control y que ese tipo de cuestiones depende de lo que se haya pactado en cada empresa. La guía que ha publicado el Ministerio de Trabajo viene a decir los mismo, si bien deja entrever que las empresas deberían tender a reflejar en el registro lo que llama "tiempo de trabajo efectivo". Ignacio García, responsable jurídico de FADE, enfatizó que, si no está recogido de otro modo en los convenios, las citadas pausas no se consideran tiempo de trabajo.

En un salón de Laboral Ciudad de la Cultura abarrotado de público, Adelia García expuso que el 40% de las denuncias que se han presentado a la Inspección desde el año 2017 hacen referencia a problemas en los límites de la jornada laboral. Se trata de la segunda causa de denuncias ante la Inspección, sólo superada por las relativas a las de índole salarial.

Desde el pasado lunes, todas las empresas están obligadas a llevar un control de los horarios de entrada y salida de sus trabajadores, ley que llega tras las presiones de los sindicatos para controlar las horas extra y tras una sentencia de la Audiencia Nacional de diciembre de 2015 que daba por hecho esa obligación de registro. El Tribunal de Justicia de la UE acaba de dictar otra sentencia en el mismo sentido.

La preocupación por el control de los excesos de jornada no es nueva para la Inspección de Trabajo, que ya en 2016 presentó una campaña de control de tiempo de trabajo. La diferencia es que a partir de ahora Inspección cuenta con un instrumento para dar soporte a sus actuaciones, como es la nueva ley. Con una plantilla de 17 inspectores en Asturias para todo tipo de incidencias, eso no significa que el órgano de control laboral vaya a supervisar a todas las empresas. De hecho, la directora de la Inspección indicó que "ahora mismo no está prevista ninguna actuación de oficio".

La actuación de la Inspección va a centrarse en aquellas empresas "de las que tengamos indicios o que podamos sospechar que efectivamente se están ocultando horas extraordinarias. Respecto de esas empresas sí que se va a ser muchísimo más exigente en relación con el tema del registro".

La aplicación del control horario no será igual para todos. Los empleados a los que no se les aplica el Estatuto de los Trabajadores, como los directivos, no están obligados por ese control horario. Además, el reglamento que desarrolle la ley hará matizaciones respecto a determinados colectivos con horarios especiales.

El responsable jurídico de FADE, Ignacio García, cuestionó el engorro burocrático y organizativo que la nueva norma de control horario supone para las empresas más pequeñas y también para determinadas ocupaciones, lamentó la demora en el desarrollo reglamentario de la ley y consideró que "lo ideal hubiera sido que se hubiera dado tiempo" para que el asunto se negociara en los convenios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35