24 de mayo de 2019
24.05.2019

Duro Felguera cierra su sede en Madrid y reunifica sus servicios centrales en Gijón

La medida, para ahorrar costes, mejorar la gestión y reforzar la asturianía del grupo, afectará a cerca de 200 personas Epicom seguirá en la capital

24.05.2019 | 01:05

Duro Felguera clausurará su sede de Madrid y concentrará todos sus servicios centrales en el edificio de la compañía en el Parque Tecnológico de Gijón, que ya era el principal centro neurálgico de la multinacional y que ahora se convertirá en el único desde el que se dirigirá la compañía. Duro Felguera abrirá un periodo de consultas reglado por ley con la representación laboral de las instalaciones madrileñas, que ocupan a 200 personas, para negociar las condiciones del traslado colectivo. La empresa aseguró en un comunicado que su voluntad es mantener todos los empleos y facilitar "medidas de ayuda" a los afectados para su traslado a Gijón.

La decisión afecta a los trabajadores madrileños de la sociedad matriz (Duro Felguera SA) y de las filiales Felguera IHI, DF Mompresa, DF Operaciones y Montajes y Duro Felguera Oil&Gas. Quedará eximida del traslado la filial tecnológica Epicom, que ocupa a 30 personas y cuyo único cliente tiene sede en Madrid. En la capital española también permanecerá una pequeña oficina de representación con dos personas.

Descontados el personal de Epicom y unos 40 empleados madrileños que actualmente están desplazados en diversos países, donde trabajan en la ejecución de varios proyectos, el traslado afectará, según fuentes conocedoras, a unos 160 trabajadores, que podrán acogerse a la propuesta o desvincularse de la empresa. La previsión es que la negociación pueda culminar en torno al 10 de junio, dado que existe un plazo de quince días para la constitución de la comisión negociadora y otros quince como periodo oficial de consultas. Para el traslado efectivo no hay aún una fecha precisa (se había especulado con el 1 de septiembre como día límite) porque, según medios al tanto de las pretensiones de la compañía, se atenderán las circunstancias familiares y personales de los empleados, aunque la pretensión es hacerlo "cuanto antes".

Por la parte laboral, la negociación corresponderá al único comité constituido (en Madrid sólo dispone de este órgano Felguera IHI) salvo que en el resto de sociedades se designe a una comisión de representantes elegidos como interlocutores para el proceso. En este caso la representación de unos y otros será proporcional al número de empleados a los que representen.

La compañía tomó esta decisión para centralizar en Asturias el peso de la organización y reforzar la condición asturiana del grupo, para reducir costes y para simplificar estructuras y mejorar la gestión.

La empresa justifica la decisión por el alto coste del arrendamiento de las oficinas de Madrid y los gastos constantes de viajes de profesionales y directivos entre las dos ciudades. Otras fuentes señalaron que, concentrando la actividad en Asturias, también se ganará en eficiencia en la gestión y se evitarán las disfunciones propias de tener los equipos repartidos entre dos ciudades.

El nuevo consejero delegado, José María Orihuela, había anunciado, tras llegar al cargo el año pasado, la voluntad de concentrar el peso de Duro en su región de origen y reforzar el enraizamiento del grupo con el Principado. Desde entonces el nuevo equipo directivo ha estado mucho más presente en Gijón que en Madrid, según comentaron diversas fuentes.

Personas conocedoras explicaron que Duro sólo estaba utilizando en Madrid el 10% o 15% del espacio (el edificio fue vendido por la empresa en 2018 para generar recursos y arrendó una parte para su uso) mientras que la sede de Gijón (de la que es propietario) tiene desocupado el 50% de su superficie útil.

Duro tuvo su domicilio social desde el siglo XIX en Langreo, luego lo trasladó a Madrid y en 1995 lo retornó a Asturias, aunque mantuvo hasta ahora una sede permanente en la capital española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35