09 de agosto de 2019
09.08.2019

Comprar piso en la región cuesta el 26% menos que en 2007, y alquilarlo, el 12% más

Asturias, donde cerca del 14% de los hogares reside en arrendamiento, es la sexta comunidad donde más ha subido el precio, según un informe

09.08.2019 | 01:05
Comprar piso en la región cuesta el 26% menos que en 2007, y alquilarlo, el 12% más

Los cambios en las preferencias de los jóvenes, el alto precio de la vivienda en relación con los salarios, la precariedad del empleo, el nivel de paro y el fin de las desgravaciones fiscales que incentivaban las compras inmobiliarias explican la siguiente mutación que se ha producido en el mercado de la vivienda, según se explica en un informe conocido ayer: desde 2007, la proporción de hogares que vive de alquiler ha aumentado en cuatro puntos y alcanzó el 18% en 2018.

El análisis, firmado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, subraya, no obstante, que España sigue lejos de las tasas de alquiler de países como Alemania y Dinamarca, que rozan el 40%. La distancia de Asturias es mayor: viven en régimen de arrendamiento el 13,6% de las familias, 1,7 puntos más que en 2007.

Esa creciente inclinación al alquiler, sumada al drástico ajuste que se produjo en los precios de compraventa desde 2008, tras el estallido de la más reciente burbuja inmobiliaria española, hace que el mercado haya evolucionado de la siguiente manera: comprar piso cuesta de media el 26% menos que en 2007, mientras que la renta media del alquiler se ha encarecido el 12,4%, la sexta tasa más alta de España. Cataluña, Cantabria y Baleares tienen los crecimientos más altos y Navarra es la única comunidad donde, siempre según el citado informe, alquilar piso cuesta menos que hace doce años.

Sobre el papel, la evolución de los precios de compraventa ha inducido una mejoría en lo que los autores llaman el índice de accesibilidad a la vivienda, de forma que, en el caso de Asturias, el coste para una familia de un piso de tipo medio es ahora equivalente a la suma de su renta disponible durante 8,3 años, frente a los casi once años de 2007. No obstante, el dato de renta disponible, sesgado en Asturias al alza por la elevada cuantía de una parte de las pensiones de jubilación, no captura las dificultades que pueden tener muchos hogares para acceder a la compra y a la financiación necesaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35