09 de agosto de 2019
09.08.2019

Thyssen perfila la salida a Bolsa del negocio de las plantas asturianas

La compañía alemana pierde 207 millones e impulsa su plan para recortar 6.000 empleos

09.08.2019 | 01:05

El grupo industrial ThyssenKrupp, propietario de dos plantas en Baíña (Mieres) y un centro de investigación y desarrollo (I+D) en Gijón, registró unas pérdidas de 207 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (que para la empresa comenzó en octubre del año pasado). El consejero delegado del grupo, Guido Kerkhoff, se mostró muy descontento con los resultados y aseguró que, "en vista del aumento del viento económico en contra, continuaremos con la reestructuración". Sin embargo, la compañía sí que seguirá con sus planes para sacar a Bolsa su división de ascensores, en la que están incluidos sus negocios asturianos y que es la más rentable del grupo alemán. Será entre este año y el que viene.

La compañía achacó el retroceso de sus resultados al debilitamiento económico global, a la notable caída del sector automovilístico y a la importación de acero. A lo que hay que sumar un fuerte aumento de los precios de las materias primas, especialmente del mineral de hierro.

La reestructuración llevará al grupo a recortar 6.000 empleos, aunque la compañía ha manifestado en varias ocasiones que ese tijeretazo no afectará a su plantilla asturiana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35