13 de agosto de 2019
13.08.2019

Nuevos equipos fabricados en Mieres para los principales aeropuertos

Thyssenkrupp suministra pasarelas y pasillos rodantes a Barajas, El Prat y Palma

13.08.2019 | 00:48

Los aeropuertos de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca se han equipado este año con nuevos sistemas de movilidad (pasarelas y pasillos rodantes) fabricados en las plantas asturianas de Thyssenkrupp, según informó ayer la multinacional alemana.

La fábrica de "fingers" que Thyssen tiene en Baiña (Mieres) ha suministrado 42 nuevas pasarelas de embarque al aeródromo madrileño Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La compañía ha renovado otras diez pasaelas y asegurado el mantenimiento de un total de 122 unidades en el mismo recinto.

En Palma de Mallorca, cuyo aeropuerto es uno de los más utilizados de España, Thyssenkrupp instalará 22 pasillos rodantes, dos de ellos con una longitud de 95 metros y todos fabricados en la planta de La Pereda (Mieres). Asimismo, el aeródromo barcelonés de El Prat dispondrá de 34 nuevas pasarelas montadas en Asturias, que se sumarán a las 43 que se instalaron en 2008, explicó ayer el fabricante alemán.

"Ya entrados en verano, el poder equipar los aeropuertos en los destinos turísticos más populares de Europa es un honor y un compromiso", comentó Peter Walker, primer ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator, división de la multinacional a la que pertenecen las dos fábricas asturianas y el centro de investigación y desarrollo ubicado en Gijón.

Salida a bolsa

Thyssenkrupp Elevator, que comprende también el negocio de los ascensores, es la filial más rentable de la corporación alemana. Al presentar los resultados económicos del grupo, la dirección confirmó que está preparando la salida a bolsa de Thyssenkrupp Elevator, sociedad en la que la matriz conservará una posición de dominio. La operación se concretará entre este año y el próximo. La cúpula ejecutiva anticipó que hay inversores interesados en el proceso.

En su conjunto, Thyssenkrupp registró unas perdidas de 207 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal. Las dificultades del negocio siderúrgico explican esos números negativos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35