09 de septiembre de 2019
09.09.2019

La pugna por la dueña de la autopista del Huerna, abocada a ir ante el juez

08.09.2019 | 23:39

La pugna entre Globalvía (40%) y Corsair (60%) por controlar Itínere se mantiene abierta tras el laudo dictado por la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Madrid, y todo apunta a que tendrá que dirimirse en los tribunales por discrepancias entre las partes a la hora de interpretarlo. Itínere es la propietaria del 100% de Aucalsa, la sociedad concesionaria de la autopista de peaje que une Asturias con León, la conocida como autopista del Huerna.

La pelea se centra en el 15,5% que Sacyr vendió al fondo estadounidense Corsair y cuya propiedad reclama Globalvía, que en caso de imponerse en la puja pasaría a tener el control, con el 55 % del capital.

La venta de la concesionaria, valorada en unos 1.300 millones de euros, comenzó entre 2008 y 2009 con una operación que llevó a Citi a controlarla, para, en 2015, quedar en manos de Corsair a través de Gateway (37,9%), Liberbank (5,67%), Sacyr (15,5%), Abanca (23,8%) y Kutxabank (16,3%). Después de que en 2015 Citi traspasara sus participación a Corsair, el resto de accionistas acordó darle el poder de decisión en la compañía pese a que su participación no superaba el 50% y a cambio de que les facilitara su salida del accionariado.

Viendo que Corsair no cumplía con su parte, los socios minoritarios llevaron el caso a la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid, que recientemente ha dictado un laudo en el que declara resuelto dicho pacto (contrato) desde el 5 de febrero de 2018. En enero de 2019 se sumó a dicho arbitraje Globalvía, que en julio de 2018 anunció que había acordado la compra conjunta del 55,6% de la concesionaria a Sacyr, Abanca y Kutxabank.

Tras dicho anuncio, Corsair movió ficha y expresó a Sacyr su intención de ejercer el derecho de primera oferta sobre su participación en Itínere que le otorgaba el contrato ahora anulado. La venta de esa participación del 15,5% a Itínere Investco, fondo gestionado por Corsair y APG, se llevó a cabo en febrero, después de que un juez levantara la prohibición cautelar que había impuesto. Días antes, Liberbank había traspasado sus acciones al fondo. Así, ahora Corsair controla el 60% de Itínere y el 40% está en manos de Globalvía, que considera que al haberse anulado el contrato que daba derecho al ejercicio de una oferta preferente, debería anularse la venta que Sacyr hizo de su paquete a Corsair.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35