12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Alta tensión en el inicio de la negociación del ERE de Vesuvius

La empresa presenta un expediente para cerrar su planta de Langreo y los trabajadores responden lanzando petardos y huevos al coche de los directivos

12.09.2019 | 13:14
Alta tensión en el inicio de la negociación del ERE de Vesuvius

Los peores presagios se cumplieron. La multinacional británica Vesuvius presentó esta mañana a los sindicatos un expediente de regulación de empleo (ERE) que incluye el cierre de su fábrica en Langreo, la extinción de todos los puestos de trabajo y la clausura de la planta de Miranda del Ebro (Burgos).

La negociación, que arrancó en un hotel de un polígono industrial de Meres (Siero), se llevó a cabo en mitad de una enorme tensión. Decenas de trabajadores asturianos y burgaleses se concentraron a la entrada del establecimiento al grito infatigable de "Vesivius no se cierra". Una vez que finalizó la reunión los empleados asaltaron el coche de los abogados y los responsables del departamento de recursos humanos de la compañía (que fueron quienes presentaron el ERE) con petardos y huevos. Tras unos momentos de enorme tensión el vehículo pudo abandonar el parking del establecimiento lleno de pegatinas contra el cierre de las factorías y con múltiples manchas de huevo.

Al final del encuentro, los sindicatos se mostraron muy críticos con la actitud de la compañía. El presidente del comité de empresa, Juan Manuel Suárez Baragaño, aseguró que "le hemos pedido a la empresa que no presentara este ERE porque entendemos que es una coacción a los trabajadores en un momento en el que podríamos abrir otro tipo de negociaciones". Y añadió: "La plantilla partimos en desventaja porque nos han dado una documentación que tenemos que analizar en el plazo de un mes. Queremos ser capaces de buscar una alternativa que no pase por el cierre de las plantas de Langreo y de Miranda, pero la empresa no atiende a razones".

En esos papeles que aportó la multinacional figura, por ejemplo, una proyección del negocio del acero para los próximos dos años. Nada halagüeña. En la que se prevé que este mercado, que está atravesando por enormes dificultades, se contraiga aún más.

"No vamos a venirnos abajo", dijo Suárez Baragaño, "esto era lo que esperábamos y vamos a pelear para dar la vuelta a esta situación". El comité de empresa, una vez recibida la información de la empresa, aseguró que tiene previsto hacer un contranalisis de la situación del mercado del acero para ver si les cuadran las cifras que le acaba de aportar la multinacional. "Ellos argumentan que si el mercado, que si los aranceles... pero todo eso no es más que una cortina de humo porque están ampliando turnos en sus fábricas de Europa del este", apuntó.

El secretario general de la Federación de Industria de Comisiones Obreras (CC OO) en Asturias, Damián Manzano, dijo que "hoy constanamos que Vsivius quiere cerrar a toda costa y nosotros le pedimos que se constituyera una mesa de negociación sin la pistola en la nuca que nos está poniendo a los trabajadores con este ERE". Y apuntó: "La planta de Langreo y la de Miranda del Ebro son rentables, productivas y referencia dentro de la compañía. Vamos a combatir este expediente en la mesa de negociación y en la movilización. Hace diez años ya intentaron cerrar y no pudieron".

CC OO y el comité de empresa tienen previsto pedir auxilio también al ministerio de Industria. De hecho, esta tarde van a remitirle toda la información que tienen sobre el conflicto. "Toda Asturias tiene un enemigo ahora que se llama Vesuvius que nos está poniendo en la tesitura de hacer frente a la reindustrialización de la reindustrialización".

Mientras tenía lugar la reunión la compañía envió un comunicado en el que resaltaba que "se inicia un proceso de negociación con el comité de empresa, que fue renovado el 18 de julio, con el objetivo de alcanzar un acuerdo con los empleados, en línea con la cultura empresarial del grupo".

En la protesta también participó la diputada de Podemos, Lorena Gil, que "es fundamental, por parte del Principado y el Gobierno nacional, un nivel de exigencia máximo sobre la dirección de la empresa. Creemos que hay margen de maniobra para encontrar una solución".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35