14 de septiembre de 2019
14.09.2019

La FADE teme la marcha de más industrias si no se toman medidas

"Hay que evitar que los casos de Alcoa y Vesuvius se conviertan en un hábito", señala Belarmino Feito

13.09.2019 | 23:51
La FADE teme la marcha de más industrias si no se toman medidas

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, se mostró ayer "preocupado" por el cese de la actividad industrial de la multinacional británica Vesuvius en Langreo y alertó de la necesidad de tomar medidas para evitar que esos casos se conviertan en habituales en la región.

Belarmino Feito señaló que Vesuvius está siguiendo el mismo camino recorrido por la multinacional estadounidense Alcoa. "De momento es el mismo camino, aunque el final está por ver", señaló el presidente de FADE para resaltar que en el caso de Alcoa al menos se consiguió que un inversor -el fondo Parter Capital- se hiciera cargo de la factoría de aluminio de Avilés.

En el caso de Vesuvius, Feito señaló que la propuesta de cese de actividad industrial en Langreo "ya está sobre la mesa, ya es inevitable y desconocemos cual será el final, aunque parece que el cariz que toma no es bueno, pero lo que también nos preocupa mucho es que sucedan más casos, por eso necesitamos más pronto que tarde acciones que despejen un poco el campo a la industria y que estos casos que se van sucediendo no se conviertan en un hábito".

Las comparaciones entre el caso de Alcoa y Vesuvius son recurrentes. También a la hora de abordar la negociación del expediente de regulación de empleo que está sobre la mesa. "Tanto Alcoa como Vesuvius son empresas globales y como ocurrió en el caso de Alcoa a la hora de justificar el expediente no hay que tener en cuenta sólo la situación económica de la compañía a nivel local", señaló Marcos Óscar Martínez, presidente del Colegio Graduados Sociales de Asturias, que no obstante reconoció que "ante la marcha de una multinacional es muy difícil oponerse y prácticamente solo cabe que haya una gran respuesta social".

De momento, el pasado jueves Vesuvius presentó en el registro de la consejería de Industria su propuesta de expediente de regulación de empleo (ERE) acompañada de las cuentas anuales de los dos últimos ejercicios -en los que la compañía tuvo beneficios en España-, con el balance de situación, las cuentas de pérdidas y ganancias, los cambios de patrimonio neto, el estado de flujos de efectivo, la memoria del ejercicio y el informe de gestión firmado por los administradores de la empresa. Como la compañía alega causas organizativas y productivas vinculadas a la crisis del sector siderúrgico -el principal cliente de este fabricante de productos refractarios para hornos y fundición- también ha aportado memoria explicativa e informes técnicos sobre las previsiones de evolución del sector y de la demanda de productos refractarios.

Una vez presentada la documentación se abrió anteayer un periodo de consultas de 30 días. En ese periodo "debe de haber una buena fe de negociar y voluntad de dialogo, pero no por ello las partes deben de aceptar las propuestas contrarias. Por ejemplo la inmovilidad de la empresa tras su propuesta inicial se puede considerar transgresión de la buena fe, y por ahí podría ser nula la decisión extintiva", explicó Marcos Óscar Martínez.

Falta de acuerdo

Finalizado el periodo de consultas, si no hay acuerdo, la empresa puede comunicar los despidos individuales con un plazo de preaviso de 15 días y por escrito motivado. La indemnización sería de 20 días por año de servicio. Martínez señaló que ante esa situación se pueden dar dos posibilidades. Que se impugne el ERE colectivamente o que se impugne individualmente (aunque esta opción queda suspensa si se opta por la primera y hasta que se resuelva). En la impugnación colectiva por parte de los traba se puede pedir que la causa no está ajustada a derecho o también la nulidad cuando, por ejemplo, el empresario no ha realizado el periodo de consultas correctamente o no haya entregado la documentación que marca la ley. Si la causa es ajustada a derecho los despidos individuales que se habían suspendido pueden reanudarse para valorar por parte del juez en una acción individual si el ERE se ajusta a derecho o no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35