14 de septiembre de 2019
14.09.2019

El movimiento ciudadano del Nalón se vuelca en apoyo a los trabajadores

El comercio y las asociaciones vecinales se sumarán a las protestas para intentar revertir el cierre, como en 2009

13.09.2019 | 23:51
Miembros del comité de empresa, en la reunión con las asociaciones.

Los trabajadores de Vesuvius no están ni mucho menos solos en su lucha para impedir el cierre de la fábrica de Langreo. El tejido asociativo del valle del Nalón mantuvo ayer un encuentro con el comité de empresa, una reunión celebrada en la Casa de Cultura de La Felguera, en la que mostraron todo su apoyo a las protestas y acciones reivindicativas que va a emprender la plantilla en los próximos días. En la reunión se aplaudió en varias ocasiones las iniciativas que tiene previsto llevar a cabo la plantilla: este próximo lunes, una marcha desde Riaño al Ayuntamiento de Langreo, y el día 24, desde la fábrica hasta el centro de Oviedo.

En el encuentro hubo representantes de asociaciones vecinales, de mujeres, culturales y comerciales de la comarca. Juan Manuel Baragaño, presidente del comité de empresa, subrayó que diez años después de luchar por primera vez que la factoría cerrase, "estamos de nuevo aquí", en un contexto, el asturiano, en el que "parece que se pretende acabar con toda la industria". Algo, afirmó, contra lo que "queremos luchar. No es solo ya nuestro puesto de trabajo, es el futuro de los que vivimos aquí, en Langreo, y en Asturias".

Los empleados agradecieron el apoyo mostrado por la sociedad de la comarca, "ellos (por la dirección de la empresa) tendrán abogados, pero nosotros tenemos el respaldo de gente como vosotros. El apoyo social es importantísimo para luchar e intentar que la fábrica siga abierta, y mantener los puestos de trabajo". Baragaño calificó como "cortina de humo" las "vagas propuestas" de recolocación de la compañía, y destacó que en la fábrica son 111 trabajadores, "pero hay muchos más, externos, cuyo empleo depende de esta planta de Riaño".

Los colectivos participantes confirmaron su "apoyo total" a las movilizaciones de la plantilla. Los comerciantes de Langreo cerrarán sus negocios en la mañana del lunes, coincidiendo con la movilización.

Desde el sindicato CC OO se hizo un llamamiento a los vecinos de las Cuencas para que "se sumen el lunes a la marcha de Vesuvius, porque su futuro es también el futuro de Asturias". La central solicitó a la corporación municipal "la necesidad urgente de sumar apoyos para hacer frente a las intenciones de la compañía, totalmente injustificadas, de abandonar la fábrica". Y reclamó el mayor apoyo social y político para evitar el cierre de la planta: "Tenemos que reunir el mayor respaldo posible de toda la sociedad asturiana para exigir a la compañía, como ya hicimos y logramos en 2009, que rectifique y retire el expediente de regulación de empleo que significa en la práctica el cese de actividad y la desaparición de más de un centenar de empleos. Y la industria asturiana no puede permitir que su futuro quede en manos de depredadores".

Los trabajadores de Vesuvius también recibieron ayer la visita y el respaldo de representantes del PP y Ciudadanos. El grupo parlamentario Popular impulsará la aprobación de una declaración institucional en la Junta General del Principado en apoyo a la plantilla. Los diputados Álvaro Queipo y Beatriz Polledo estuvieron con la plantilla. Queipo calificó de "drama para las cuencas mineras y para toda Asturias" la decisión de la compañía y consideró "espúreas" las razones ofrecidas por la empresa. "Coincidimos con el comité en que lo que se está haciendo es una deslocalización encubierta, porque es una empresa con margen de beneficios aquí en la planta de Langreo, pero también a nivel europeo", explicó. Y añadió que el Gobierno asturiano tiene una responsabilidad en este conflicto "que no debería eludir" y reclamó que ejerza un "papel proactivo y decisivo".

Por su parte, la parlamentaria de Ciudadanos Laura Pérez Macho, con representantes del partido en el valle, se reunió con los trabajadores: "Hemos manifestado a los empleados la solidaridad con la situación de preocupación y desconcierto que sufren las familias". Asimismo, Macho hizo llegar "el apoyo a sus reivindicaciones de pedir a la dirección de la empresa y también a sus accionistas que reconsideren su decisión y que se avengan a negociar con los trabajadores y con las administraciones asturianas una salida más favorable, en la cual sea posible la pervivencia de esta industria en las cuencas mineras".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35