21 de septiembre de 2019
21.09.2019

Industria se involucra en la búsqueda de una solución para Vesuvius como hizo con Alcoa

El Ministerio convocará y participará en una mesa de negociación junto con la dirección de la multinacional británica y el comité de empresa

20.09.2019 | 23:52
Jonás Fernández, en el centro con camiseta de apoyo a los trabajadores de Vesuvius, junto a la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú (a su derecha), representantes sindicales, del Ayuntamiento de Langreo y empleados de la multinacional en la fábrica de Riaño.

El Ministerio de Industria se involucrará en la búsqueda de soluciones para mantener la actividad industrial en la planta de Vesuvius en Langreo. Para ello seguirá el esquema que utilizó en el caso de Alcoa y de otras multinacionales que querían cerrar sus instalaciones en España, como Vestas y Cemex. El primer paso será intentar formar una mesa de negociación tripartita con representación de la dirección de Vesuvius, del comité de empresa y de las administraciones, encabezadas por el propio Ministerio de Industria.

La estrategia de Industria fue anunciada ayer por el presidente del comité de empresa de Vesuvius, Juan Manuel Suárez Baragaño, a la salida de la reunión que mantuvo en Madrid con el director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Galo Gutiérrez Monzonís. "El Ministerio convocará a la empresa y participará en la mesa de negociación. Es un paso importante para lograr el mantenimiento de la actividad industrial", señaló Suárez Baragaño, que estuvo acompañado en la reunión por el responsable de Política Sindical de CC OO de Industria, José Manuel Casado.

La dirección de Vesuvius había dejado claro anteayer en la reunión con el comité celebrada en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC) que su intención es parar la producción de refractarios de la planta del polígono de Riaño, en la que trabajan 111 empleados, y que no va a retirar el expediente de regulación de empleo (ERE) que presentó la semana pasada al considerar que está más que justificado por causas organizativas del grupo (necesidad de concentrar la producción en Europa en las plantas más competitivas) y estructurales del sector (sobrecapacidad en un momento de crisis del sector siderúrgico, su principal cliente). La plantilla lo niega y destaca que es "una deslocalización pura y dura" ya que la intención de la multinacional británica es mantener la producción pero trasladándola a factorías de Polonia, República Checa y Turquía, donde los costes salariales son menores.

Para revertir la situación el comité consideraba vital el respaldo del Ministerio de Industria y en la mañana de ayer mantuvieron el primer encuentro. "La reunión ha sido positiva", señaló Suárez Baragaño, que destacó como primer avance el compromiso del Ministerio de Industria de formar una mesa de negociación tripartita en la que estén presentes la dirección de Vesuvius, el comité de empresa y las administraciones y cuyo objetivo sea buscar el mantenimiento de la actividad industrial. Sería un modelo similar al utilizado en el caso de Alcoa, que permitió alargar los plazos de negociación sin la presión de los tiempos del ERE y que, aunque no evitó la marcha de la multinacional norteamericana de Avilés, sí garantizó la continuidad de la actividad industrial con la venta de las instalaciones a Parter Capital. "La diferencia entre las plantas de Alcoa y Vesuvius es que, en nuestro caso, la fábrica ha tenido beneficios en los últimos tres años", precisó Suárez Baragaño, que también destacó "el buen producto" que sale de la factoría langreana.

Fuentes del Ministerio de Industria se limitaron a señalar que la de ayer fue "una reunión de toma de contacto". Además, la dirección de Vesuvius no ha recibido, de momento, ninguna citación para participar en esa mesa tripartita de negociación. "Si hay voluntad de negociar tenemos tiempo", señaló Suárez Baragaño. La multinacional presentó el ERE el pasado día 12 y el periodo de consultas es de 30 días.

El comité de empresa de Vesuvius seguirá con las rondas de contactos que mantiene con todo tipo de organizaciones para cosechar apoyos y con su calendario de movilizaciones. El próximo martes, los trabajadores caminarán desde la factoría de Vesuvius en el polígono industrial de Riaño hasta la Junta General del Principado, en el centro de Oviedo, donde esperan ser recibidos por todos los grupos políticos con representación en el parlamento asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35