Ricardo Bofill considera que Santiago Calatrava es bueno, aunque a veces "tiene problemas de construcción". El arquitecto y urbanista catalán, un referente a nivel mundial, ha presentado esta mañana el diseño final de la torre residencial más alta de la ciudad, que promueve Kronos. Bofill ha confesado lo que piensa sobre el valenciano Santiago Calatrava y su obra. "Calatrava es un buen arquitecto, aunque se le caigan las cosas. Es uno de los 8 o 10 del 'star system" mundial. Es una persona de valor mundial. Hace cosas insólitas y a veces tiene problemas de construcción. A pesar de esos problemas de construcción pienso que es muy buen arquitecto", ha afirmado.

El urbanista ha advertido que Valencia debe preocuparse por la gestión posterior de los edifcios públicos para que no den problemas. El aquitecto ha precisado que es algo que antes ocurría en todo el mundo, pero ahora ya no pasa salvo en algunas zonas del sur (como València).

Bofill, que ha insistido en que tiene "un gran amor por Valencia", ha explicado que con el proyecto de Kronos ha buscado diseñar un edificio icónico que complete la puerta de entrada de la ciudad junto al edificio del hotel Melià. El edifcio tendrá 203 pisos distribuidos en una torre de 30 alturas y otra de 14. "Van a fornar una puerta (con el edificio del Melià) porque son dos edificios semejantes que marcan la entrada a la ciudad".

El proyecto solo está pendiente de la licencia de obras del ayuntamiento. Kronos confìa en iniciar las obras en el segundo trimestre del año que viene y comenzar a entregar las viviendas en 2023. La urbanización tendrá gimnasio, jardín mediterráneo y piscina. Los pisos costarán de media 400.000 euros, aunque parten de 176.000 euros.