09 de octubre de 2019
09.10.2019

Alimerka se enchufa al sol e inaugura el mayor parque fotovoltaico de la cornisa cantábrica

La compañía instala 7.500 paneles en su centro logístico para ahorrar un 20% en la factura de la luz y extenderá la fórmula a 16 supermercados

09.10.2019 | 00:58
Iván Pravia y Paula Díaz-Caneja, en el tejado del centro logístico de Alimerka en Lugo de Llanera.

Alimerka se enchufa al sol. La compañía asturiana presentó ayer la que es la mayor instalación fotovoltaica de la cornisa cantábrica y una de las mayores de España. Desde agosto funciona en los tejados de los dos edificios del centro logístico (de 46.000 metros cuadrados) que la cadena de supermercados tiene en Lugo de Llanera. Son 7.500 paneles, que ya están funcionando a pleno rendimiento, y que en los meses de más horas de sol permitirán a la empresa ahorrar casi un 20% en su factura de la luz gracias a los 2,4 MW de potencia que se han instalado. La compañía ha invertido en este proyecto unos dos millones de euros y espera que en nueve años ese dinero esté plenamente amortizado.

Según matizó Iván Pravia, director de la oficina técnica de Alimerka, "todo dependerá de la evolución del precio del kilovatio durante los próximos años". Los paneles alimentarán energéticamente a las instalaciones de frío industrial del centro logístico y, según los cálculos que ha hecho la empresa, permitirán meterle un buen tijeretazo a las emisiones de CO2 que el edificio expulsaba a la atmósfera. Las recortará en unas mil toneladas al año. El proyecto, presumió Pravia, ha sido desarrollado en la medida de lo posible por compañías asturianas. Por ejemplo, Electricidad Llano se encargó de los trabajos de instalación de los paneles.

Alimerka quiere extender este modelo de consumo eléctrico a todos los supermercados que pueda. El objetivo que se ha marcado la cadena es que de aquí a octubre del próximo año dieciséis de sus tiendas coloquen paneles solares en sus techos. Serán aquellas que estén ubicadas en edificios independientes, no en bajos comerciales, ya que en ese caso la compañía necesitaría llegar a acuerdos con las comunidades de propietarios para poder utilizas los tejados. También está previsto que se instalen paneles en el cebadero de ternera asturiana que Alimerka tiene en Villaviciosa. Sumados todos esos paneles alcanzarán los 1,65 megavatios y permitirán reducir en 660 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La responsable de Calidad y Medio Ambiente de la compañía, Paula Díaz-Caneja, aseguró que el compromiso de la cadena con el medio ambiente es a "largo plazo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35