09 de octubre de 2019
09.10.2019

Vesuvius no amplía la negociación del ERE, pero accede a estudiar la contraoferta sindical

El consejero de Industria y la diputada Vallina (IU) acusan a la empresa de una "deslocalización en toda regla" sin causa económica que la justifique

09.10.2019 | 00:58
Enrique Fernández, ayer, en la Junta General.

La multinacional Vesuvius rechazó ayer ampliar el periodo de consultas del expediente de despido colectivo para 111 trabajadores de su factoría de Riaño (Langreo) y 17 de la de Miranda de Ebro, pese a la petición que plantearon los sindicatos en la mesa negociadora y a que el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, lo reiteró ayer mismo en el parlamento autonómico tras haberlo hecho con anterioridad el Principado en tanto que autoridad laboral autonómica.

Pese al rechazo a extender el periodo de consultas, que vence el lunes, la compañía se comprometió, no obstante, a analizar una contrapropuesta planteada por los sindicatos para evitar los cierres y convertir ambas plantas en centros de referencia en el sector mundial del refractario. Para disponer de tiempo para analizar el documento la dirección suspendió la reunión negociadora prevista para hoy.

Se mantiene mientras tanto para el viernes la convocatoria de la segunda sesión de la mesa creada por el Ministerio de Industria para abordar la continuidad de las dos fábricas. La empresa delegó el lunes en una empresa consultora, lo que ayer la diputada de IU Ángela Vallina tildó en la Cámara regional de "desplante intolerable".

La ausencia de un Gobierno en firme por el "bloqueo" de otras fuerzas políticas ha supuesto -afirmó ayer el consejero de Industria en el parlamento autonómico- el aplazamiento del estatuto de la industria electrointesiva -de gran urgencia para la competitividad de algunas de las mayores empresas fabriles asturianas- y la merma de capacidad de intervención del ejecutivo central frente al propósito de la multinacional Vesuvius de cesar la actividad fabril en Asturias y Burgos.

Fernández calificó la decisión de Vesuvius de "deslocalización en toda regla" de una planta con beneficios y sin causas económicas, sociales, tecnológicas o industriales que justifiquen el ceso de su actividad fabril. Vallina atribuyó a la reforma laboral de Rajoy en 2012 la facilidad de la empresa para trasladar la producción a otros países. "Estas son las consecuencias de la reforma laboral", señaló Vallina, que también tildó de "deslocalización pura y dura" la decisión de Vesuvius.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35