18 de octubre de 2019
18.10.2019

Tellado, director general de Capsa: "Es necesario desaprender para hacer cosas diferentes"

"Ya no tiene sentido hacer planes trienales, todo cambia y la evaluación debe ser continua", afirma Fernando Alonso, presidente de Isastrur

18.10.2019 | 01:10

Directivos de importantes empresas asturianas o con fuerte presencia en la región "escribieron" ayer con sus testimonios un manual para sobrevivir y seguir creciendo en la era de la incertidumbre. Fue durante la celebración del III Foro APD de Consejeros, que se celebró en el Castillo Bosque de Zoreda de Oviedo.

Todos los intervinientes coincidieron a la hora de identificar los riesgos u oportunidades a los que se enfrentan: digitalización, globalización no homogénea, cambios demográficos, desaceleración económica, transición energética para combatir el cambio climático, políticas proteccionistas... "Son muchos los retos a los que hay que hacer frente, por lo que toca armarse de herramientas suficientes para que los riesgos no supongan una losa y sí una oportunidad para hacer más competitiva una organización", señaló el directivo de banca Pablo Junceda, presidente de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Asturias, durante la apertura del Foro del Consejero. Junceda destacó la necesidad de dotarse de una "estrategia" y de ello hablaron todos los participantes.

Hilario Albarracín, presidente de la consultora KPMG en España, destacó que hay que poner el foco en la "sostenibilidad" empresarial y afirmó que "la resiliencia ante los cambios y el talento son las herramientas para ganar la batalla en estos tiempos de incertidumbre".

Javier Sáenz de Jubera, consejero-director general de la energética EDP, señaló que buena parte de los riesgos considerados ahora como capitales ni se esbozaban hace un lustro. Resaltó así la velocidad de los cambios, que en el sector eléctrico han sido "disruptivos", ya que han desaparecido de un plumazo la estabilidad de accionistas, de clientes e incluso de empleados. "Esto nos obliga a ser ágiles, a adaptarnos al mercado para sobrevivir", señaló Sáenz de Jubera.

"Antes elaborábamos planes trienales y llegamos a la conclusión de que no tenían sentido porque todo cambia a una velocidad muy rápida. Ahora la evaluación es continua y se reacciona de forma natural ante los cambios que somos capaces de detectar", apuntó por su parte Fernando Alonso, presidente del grupo Isastur.

Adaptarse a los tiempos no significa fijar la estrategia a corto plazo. Al menos así lo entiende José Armando Tellado, director general de Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), que destacó que en el caso de su empresa el principal reto es dar futuro a los ganaderos, sus principales accionistas a través de Central Lechera Asturiana y sus proveedores. "El objetivo es lograr que la empresa sea sostenible y en el sector agroalimentario los principales retos son tecnológicos, ecológicos y de cambio cultural, porque a veces es importante saber desaprender, no tener prejuicios, para hacer las cosas de manera diferente", señaló Tellado, que destacó que en el caso de Capsa "éramos hasta ahora una empresa de marca y ahora queremos ser una empresa de nutrición personalizada".

Los cambios también afectan a la figura del director ejecutivo, del CEO, y a la estructura del capital. De ello habló Jesús Alonso, presidente del consejo de administración del grupo Daniel Alonso, que afirmó que hasta ahora al CEO se le exigía capacidad financiera "pero también debe de ser el principal responsable del producto, tener capacidad de liderazgo emocional para ayudar al resto de directivos a desarrollar su labor y debe saber visualizar el mercado para anticiparse". Jesús Alonso también destacó la necesidad de que las empresas ganen tamaño "en un país de pymes y autónomos" y destacó las virtudes del capital riesgo.

Jorge Suárez, presidente de la Asociación Empresa Familiar de Asturias (AEFAS) incidió en poner el foco sobre las personas "porque en ellas está la clave de la resiliencia". Afirmó que "las personas cada vez duran más y las empresas menos y por ello los trabajadores deberán tener conocimiento y capacidad de cambio". Y todo en un mundo cada vez más digital. "Ningún sector lo puede obviar", resaltó Rocío Vielva, directora territorial de Cantabria y Asturias del Banco Santander.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35