25 de octubre de 2019
25.10.2019

Garaña: "A la mujer le sobra 'coaching' en la empresa y le falta ser más valorada"

La directiva asturiana de Google afirma que con las nuevas tecnologías "Asturias tiene muchas ventajas para retener talento e incluso atraerlo"

24.10.2019 | 23:23
María Garaña, durante la charla que dio ayer en Oviedo.

María Garaña, la asturiana que pilota desde Londres la Dirección General de Servicios Profesionales de Google para Europa, Oriente Medio y África, afirma que en las empresas "a las mujeres les sobra 'coaching' (acompañamiento para desarrollar habilidades) y les falta ser más valoradas". Sin embargo, en las jornadas "Diversidad y empresa" de FADE, Garaña casi ejerció de "coach", de entrenadora, ante un público mayoritariamente femenino. A partir de su trayectoria, estas fueron las indicaciones que dio para que cada uno encontrara su camino.

Saber lo que no quieres. Garaña señala que las metas que ha alcanzado en las multinacionales tecnológicas no son fruto de un plan de vida. "De pequeña no tenía ni idea de lo que quería ser. Si sabes lo que no quieres es bastante".

Estar con los mejores. Ella no fue una estudiante sobresaliente hasta que llegó a la Universidad. Allí conoció a su mejor amiga, alumna brillante. "Ejerció una influencia decisiva y cogí el gusto a estar con los mejores".

Tener coherencia entre quién eres y qué haces. Cuando entró a trabajar en Microsoft, hace 19 años, le atraía "el nombre de la compañía y la posibilidad de llenar la mochila de herramientas", y cuando hace dos años se fue a Google "lo importante era el proyecto profesional", señala Garaña para explicar que quiere "estar en un entorno donde pueda llevar todo mi yo al trabajo, con coherencia entre quien soy y lo que hago".

Estudiar Ciencias y Humanidades. Garaña estudió Derecho y Economía y siempre ha trabajado en el sector tecnológico. "Es un privilegio, te permite entender el mundo". Sin embargo, si volviera atrás cambiaría la formación. "Estudiaría una carrera de Ciencias combinada con una de Humanidades porque es muy importante la inteligencia emocional", señala Garaña, que añade que en Google antes de aportar soluciones tecnológicas hay que conocer el negocio al que se dirigen.

Hacer marketing de las ciencias. El número de mujeres que estudian carreras técnicas disminuye. "Está bajando la fuente de talento", alerta la directiva, que ve necesario "hacer marketing, llevar a las mujeres que destacan en tecnología a los colegios".

Mejor que conciliación, flexibilidad. Garaña considera que la vida profesional y personal son caras de la misma moneda y que "en vez de hablar de conciliación" prefiere hacerlo de "flexibilidad" en el trabajo. "Durante el día tienes temas profesionales y personales, y entre estos no solo familiares. A mí me gusta correr y lo hago al mediodía, por eso huyo de las comidas de trabajo y eso me ha supuesto pagar peajes en mi carrera", confesó.

Atención a los "micromomentos". Los planes de igualdad en la empresa "ayudan, pero eso hay que empezarlo antes, en el colegio y en la familia", señala Garaña, que destaca la necesidad de poner el foco en "los micromomentos" en la empresa, en el día a día, y "levantar la voz" cuando, por ejemplo, la velocidad de promoción no es igual entre hombres y mujeres. "Al menos, que partan del mismo punto de salida".

Dedicar tiempo al autoconocimiento. "Hay gente en Google cuyo desafío más importante es entenderse, es fundamental dedicar tiempo al autoconocimiento".

La importancia del "para qué". "En muchas empresas se confunde digitalización con tener lo último en tabletas. El éxito de la transformación es vender más, ahorrar costes o lograr mayor satisfacción del cliente. No hay que perder el norte".

Asturias puede atraer talento. Con la tecnología el lugar de residencia se disgrega del trabajo y del objetivo de mercado. "En esas condiciones Asturias tiene muchas ventajas para retener talento e incluso atraerlo, con una conexión tienes una ventana al mundo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35