15 de noviembre de 2019
15.11.2019
La Nueva España

Duro pierde 3,6 millones en nueve meses aunque mejora su resultado operativo

El grupo se mantiene en beneficios antes de impuestos, aumentó la contratación el 25% sobre un año antes y avanzó el 2% en ventas

15.11.2019 | 01:14
Duro pierde 3,6 millones en nueve meses aunque mejora su resultado operativo

La ingeniería asturiana Duro Felguera acumuló unas pérdidas netas de 3,6 millones en los nueve primeros meses del ejercicio frente a un beneficio en el mismo periodo de 2018 de 148,6 millones como consecuencia de un efecto fiscal por la carga tributaria. El resultado bruto (antes de impuestos) deparó un beneficio de 8,47 millones, aunque este importe fue el 93,8% inferior a los 136,39 millones que obtuvo en los tres primeros trimestre del año pasado.

La compañía, que prosigue en la batalla por salir adelante tras los graves problemas que afrontó en los tres últimos años y que se desenvuelve en el mercado con limitaciones financieras y crediticias por la falta de avales bancarios, logró en los nueve primeros meses dar un vuelco favorable al resultado operativo o "ebitda" (resultados antes de impuestos, intereses y amortizaciones y depreciaciones) y al resultado de explotación o "ebit" (resultado antes de impuestos e intereses). El primero, que al cierre del tercer trimestre de 2018 fue negativo en 56,13 millones, es ahora positivo en 11,27 millones (lo que supone una mejora de 67 millones), y el segundo pasó de una cifra adversa de 61,8 millones a otra favorable de 5,4 millones. La compañía explicó que el "ebitda" "continúa con su senda ascendente", que ya se había constatado en el primer semestre, y que la cifra alcanzada supera el objetivo previsto en el plan estratégico del grupo.

El descenso de beneficio bruto ha estado influido, entre otros factores, por la merma del resultado financiero, que pasó en ese plazo de 199,33 millones a 4,11 millones. En el mismo periodo las ventas netas mejoraron el 2,34%: se elevaron desde los 310,46 millones de hace un año a los 317,73 millones actuales.

Pese a las dificultades financieras, que constriñen la acción comercial y la contratación por la falta de avales y garantías bancarias, el grupo ha seguido contratando y ha captado pedidos y adjudicaciones de obra en los primeros nuevos meses del año por un importe de 87 millones, lo que supone un incremento del 25% respecto al mismo plazo del ejercicio precedente. En virtud de estos contratos, y de la obra previamente contratada y pendiente de finalización, la cartera de pedidos sumaba al 30 de septiembre 558 millones, por debajo de los 725 millones de marzo.

El grupo está tratando de mejorar su posición de liquidez y tesorería con ventas de activos no vitales para la actividad y otras operaciones, y entre septiembre de 2018 y el mismo mes de 2019 pasó de una posición neta negativa de 3,47 millones a otra positiva de 97,21 millones. En efectivo, el grupo cuenta con 206 millones, el doble que un año antes (103 millones) mientras que la deuda, aunque creció en estos doce meses, lo hizo en el 1,98%: pasó de algo más de 106,5 millones a 108,6 millones.

Duro mantiene la búsqueda de un socio inversor que refuerce su capital, condición a la que la banca acreedora supedita la concesión de los avales comprometidos en 2018 por un importe de 100 millones y cuya disponibilidad permitiría impulsar las ofertas y contratación de nuevos proyectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35