Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liberbank invertirá hasta 20 millones en la compra de acciones propias

DWS, fondo de inversión controlado por Deutsche Bank, declara el 3,12% del banco asturiano

Liberbank invertirá hasta 20 millones en la compra de acciones propias

Liberbank invertirá hasta 20 millones en la compra de acciones propias | EFE

Liberbank, el banco participado por la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias, ha comenzado a acometer las primeras compras de sus propias acciones mediante una operación en la que la entidad invertirá un máximo de 20 millones a lo largo del semestre (la fecha límite es el 30 de

La recompra de títulos tiene por objeto utilizar parte del exceso de capital que tiene el banco para mejorar la remuneración a los accionistas. Esta mejora se puede producir por dos vías: la contribución que toda compra de títulos ejerce sobre la cotización de las acciones en Bolsa (una mayor demanda tiende a apreciar los títulos) y el aumento de la retribución por título mediante el reparto de dividendos al reducir el número de acciones y a condición de que la rentabilidad del banco no decrezca en el futuro y de que la política de reparto de beneficios (el llamado "pay out" o porcentaje de los resultados destinado a remunerar el capital) no se revise a la baja.

Los bancos están sometidos en la actualidad a una doble demanda de solvencia y rentabilidad por parte de los reguladores. La Autoridad Bancaria Europa (EBA), el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España (BdE) les exigen la observancia de los crecientes requisitos de capital de máxima calidad que imponen las normas Basilea III y al tiempo les están emplazando con insistencia a que mejoren su rentabilidad porque sólo si ésta supera el coste de capital (la remuneración exigida por los inversores) serán capaces de captar capital cuando precisen reforzarlo para cumplir las exigencias regulatorias del Banco Internacional de Pagos. Las entidades están invocando estas exigencias, junto con la transformación digital y el estrechamiento de márgenes por la prolongación de los tipos de interés negativos, para justificar los recortes de costes laborales y operativos.

En el último examen realizado por la EBA a la banca europea, en noviembre, Liberbank aparecía con un capital de máxima calidad del 12,73%, por encima del 12% exigido por la norma. Al destinar ahora una parte de estos recursos sobrantes de capital regulatorio a la compra y esterilización de acciones propias, Liberbank devolverá recursos a los inversores. La última gran ampliación de capital se hizo en 2017 y desde que el banco salió a Bolsa ha repartido dividendos dos veces: en 2015 y en 2019.

Coincidiendo con el inicio de las compras, el fondo de inversión DWS Investment, dominado por la entidad alemana Deutsche Bank, ha aflorado la titularidad del 3,121% de Liberbank tras haber superado el umbral que obliga a comunicar la tenencia de títulos a los reguladores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats