Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La FADE advierte de que la reforma de la subcontratación mina la competitividad de Arcelor

Los sindicatos consideran necesario mejorar las condiciones laborales en las auxiliares pero ven inviable la equiparación con empresas principales

La FADE advierte de que la reforma de la subcontratación mina la competitividad de Arcelor

La FADE advierte de que la reforma de la subcontratación mina la competitividad de Arcelor

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, advirtió de que el plan del Gobierno para reformar la subcontratación "haría prácticamente inviable la supervivencia" de las auxiliares que trabajan en el sector industrial asturiano, que suman más de 4.000 empleos, y que supondría "un palo más en la rueda de la competitividad" de empresas como ArcelorMittal, de la que dependen directamente 5.200 trabajadores en Asturias.

El Ministerio de Trabajo, dirigido por Yolanda Díez (Unidas Podemos), ha propuesto la modificación de algunos artículos del Estatuto de los Trabajadores, entre ellos el que regula la subcontratación de obras y servicios (artículo 42) para que todos los trabajadores de la cadena de subcontratación adopten las condiciones laborales de la empresa principal. La CEOE ya ha advertido de que el planteamiento de Trabajo "podría generar riesgos no medidos" sobre la viabilidad y el empleo de las subcontratas. Miguel Zorita, presidente del Grupo Zima, que controla Daorje, una de las principales subcontratas de ArcelorMittal o Asturiana de Zinc, ya advirtió el martes en una reunión con el presidente del Principado, Adrián Barbón, que la reforma "se cargaría un modelo económico como es el de la subcontratación".

El presidente de FADE considera que la medida sería "un despropósito" con "graves consecuencias" para el tejido empresarial y el empleo. "Haría prácticamente inviable la supervivencia de muchas empresas subcontratadas, en las que introduciría también un tremendo desbarajuste, con agravios y diferencias entre los propios trabajadores, dependiendo de la empresa en la que presten sus servicios", afirmó Feito, que añadió que las compañías contratadoras "perderían competitividad y por lo tanto empleo, y, en cualquier caso, no podrían absorber todo el destruido en las empresas subcontratistas". El presidente de la FADE prevé un fuerte impacto en Asturias. "Un ejemplo lo podemos tener en ArcelorMittal, donde la aplicación de esta medida en sus subcontratas implicaría poner un palo más en la rueda de la competitividad de la siderúrgica", afirmó el presidente de la FADE.

Fuentes de ArcelorMittal señalaron que en la compañía están "expectantes" ante los posibles cambios en la subcontratación y destacaron la "situación particular" de la compañía fruto de los "acuerdos de Oviedo" (que garantizan recolocaciones en caso de excedentes y subrogaciones) y de la subcontratación "estable".

Antonio Lueje, responsable de la industria auxiliar de CC OO de Asturias, considera que la propuesta de Industria es utópica. "No dudo de que la Ministra tenga buenas intenciones, pero en la industria asturiana no veo factible que en una subcontrata sus trabajadores tengas tantas condiciones laborales como empresas principales", afirmó Lueje. "Las empresas abusan de la externalización y hay que regularlo, pero de ahí a cambiar todo el modelo de subcontratación hay un trecho", señaló Javier Campa, secretario de Política Sindical de UGT-FICA, que destacó que las huelgas para exigir la equiparación de condiciones laborales en las subcontratas de Arcelor fue el fruto del convenio del sector del montaje y la empresa auxiliar en Asturias "que es único en España".

Compartir el artículo

stats