26 de marzo de 2020
26.03.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

La división entre países impide un plan económico de la UE contra el coronavirus

España e Italia piden medidas más decididas y elaborar una respuesta conjunta en diez días

26.03.2020 | 21:52
La división entre países impide un plan económico de la UE contra el coronavirus

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) no han logrado todavía cerrar un acuerdo sobre la respuesta económica a la crisis del coronavirus debido al plante de España e Italia, que reclaman medidas económicas más decididas y han pedido a sus socios elaborar una respuesta conjunta en diez días.

Tras más de cinco horas de una cumbre por videoconferencia, los líderes comunitarios están intentando pactar un nuevo texto de acuerdo que dé cabida a las demandas de Madrid y Roma, según confirmaron a Efe fuentes comunitarias.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció durante el transcurso de la cumbre que ha pedido a sus homólogos que decidan en los próximos diez días una respuesta conjunta para combatir la crisis y propuesto, junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, la creación de un grupo de trabajo compuesto por los presidentes de las principales instituciones comunitarias.

Según explicaron fuentes del Gobierno italiano, Conte consideró fundamental que la UE se tome los próximos diez días para "encontrar una solución adecuada a la grave emergencia que están experimentando todos los países" del continente.

El debate durante la cumbre giró en torno a la necesidad de movilizar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo, o de emitir "coronabonos", un instrumento de deuda conjunta de la UE, para financiar la lucha contra la pandemia.

Tanto España como Italia se cuentan entre los nueve países que ayer reclamaron la utilización de deuda mutualizada ante una crisis que afecta a todos por igual y ha sido provocada por causas externas.

Conte y Sánchez reclamaron a sus socios la creación de una especie de grupo de trabajo compuesto por los presidentes de la Comisión Europea, del Consejo Europeo, del Parlamento Europeo, del Banco Central Europeo y del Eurogrupo.

"Las consecuencias de coronavirus no deberían abordarse en los próximos meses, sino mañana por la mañana", ha dicho Conte en la videoconferencia con el resto de líderes europeos, según fuentes gubernamentales italianas.

Sánchez reclama una respuesta unificada

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado al resto de líderes europeos que "si no proponemos ahora una respuesta unificada, potente y eficaz a esta crisis económica, no solo el impacto será más duro, sino que sus efectos duraran más tiempo y estaremos poniendo en peligro todo el proyecto europeo.

El presidente español, según una nota de Presidencia del Gobierno, ha recordado la situación de emergencia que viven España y otros países y con el apoyo de Italia y otros socios europeos "ha exigido a la Unión Europea una respuesta clara y contundente de financiación a medio y largo plazo", para lo que el Consejo ha aprobado dar un plazo de dos semanas al Eurogrupo para presentar esta nueva propuesta.

"No se pueden cometer los mismos errores de la crisis financiera de 2008, que sembraron semillas de desafección y división con el proyecto europeo y provocaron el ascenso del populismo. Debemos aprender esa lección" ha concluido Sánchez en su intervención.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea siguen centrando sus prioridades en limitar la propagación del virus, garantizar el suministro de equipos médicos, promover la investigación para lograr una vacuna, abordar el impacto socioeconómico, y ofrecer una solución a los ciudadanos de la UE que se encuentran en la actualidad en terceros países.

Sánchez, junto a otros 8 líderes europeos, envió esta semana una carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la que defendían la necesidad de trabajar en un instrumento de deuda común emitida por una institución europea para obtener fondos en el mercado, sobre la misma base y en beneficio de todos los Estados miembros, "garantizando así una estabilidad a largo plazo en la financiación de las políticas requeridas para contrarrestar los daños causados por la pandemia" de COVID 19.

El jefe del Ejecutivo ha destacado durante su intervención además la necesidad de plan de reconstrucción que permita reforzar los mecanismos del estado europeo de bienestar, y desarrollar mecanismos de resiliencia a través de nuestras políticas de cohesión y agrícolas; plan que ha sido recogido en las conclusiones del Consejo Europeo.

La UE se da dos semanas para tomar más medidas

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han pedido al Eurogrupo que en dos semanas presente propuestas para responder a la crisis económica después del bloqueo generado.

"Invitamos al Eurogrupo a presentar propuestas en dos semanas. Estas propuestas deberán tener en cuenta la naturaleza sin precedentes del choque del COVID-19 que afecta a todos nuestros países", dice la declaración conjunta aprobada por los líderes comunitarios.

"Nuestra respuesta será incrementada, como sea necesario, con más acción de un modo inclusivo, a la vista de los acontecimientos, para dar una respuesta amplia", dice la declaración.

"Hemos debatido todas las posibilidades y hemos tomado la decisión de continuar todos nuestros esfuerzos basándonos en un compromiso muy fuerte. Estamos listos para hacer todo lo que sea necesario para encontrar la solución correcta, pero tenemos que continuar nuestros esfuerzos", dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa tras la reunión.

"La puerta está abierta para debatir todas las otras posibilidades sobre la mesa", confirmó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El martes, los ministros de Finanzas habían abogado de cara a la cumbre por crear una línea de financiación específica para la pandemia canalizada por el MEDE, que cuenta con 410.000 millones de euros en capacidad de préstamo, que podría otorgar a los países que lo solicitasen fondos por hasta el 2 % de su PIB con ciertas condiciones.

El Eurogrupo dejó la decisión en manos de los jefes de Estado y de Gobierno. La propuesta sobre la emisión de "coronabonos", que respalda un grupo de nueve países, entre ellos España, no logró consenso ya a nivel ministerial.

Por lo demás, en su declaración los líderes saludan la acción del Banco Central Europeo, que ha puesto en marcha un programa de compras de deuda por la pandemia de hasta 750.000 millones de euros.

Celebran también que la Comisión Europea haya flexibilizado sus normas fiscales y de ayuda de Estado, la iniciativa para movilizar 37.000 millones de fondos estructurales para el coronavirus y la oferta de liquidez del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Piden además a los ministros que "exploren sin tardanza las posibilidades de aumentar la respuesta del grupo BEI al coronavirus".

Asimismo, llaman a preparar la vuelta a la normalidad y la recuperación del crecimiento económico una vez pase la crisis sanitaria, para lo que invitan a los presidentes de Comisión y el Consejo, en consulta con otras instituciones, a prepara un plan de acción para este fin.

"Esto requerirá una estrategia de salida coordinada, un plan de recuperación amplio e inversiones sin precedentes", apuntan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35