Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exportación asturiana cayó el 22% en abril con el confinamiento

El desplome de las ventas en el exterior es inferior al de la mayoría de las comunidades

Cierre de fronteras y menos consumo. El cóctel para las empresas habituadas a vender fuera era explosivo, pero a tenor la de las cifras que divulgó ayer el Instituto de Comercio Exterior (Icex), la caída de las exportaciones en Asturias fue mucho menor que en otras comunidades. El desplome fue del 22,4% durante abril en comparación con el mismo mes del año anterior. El Principado no sale tan mal parado en la comparación con el resto del país. El descenso es mucho menor que el registrado de media a nivel nacional, que fue del 39,3%, el mayor de a serie histórica. El Principado se situó entre el grupo de comunidades donde menos severo fue el castigo del encierro.

Solo otros tres territorios registraron mejores cifras. Hubo dos de hecho que, sorprendentemente, consiguieron aumentar sus ventas en el extranjero. Fueron Baleares que incrementó sus exportaciones en un 59,4% -aunque conviene señalar que la región mediterránea no suele destacar por su dinamismo exportador- y Extremadura, donde crecieron un 11%. Y entre las que se dieron descensos de las ventas solo hubo una en la que la caída fue menos intensa que en Asturias. Se trata de Murcia cuyas empresas dejaron de vender en abril un 12,7% en el extranjero en comparación con el mismo mes de 2019. Cabe resaltar que tanto en Extremadura como en Murcia tiene un peso muy importante el sector agrícola y el ganadero, dos de los que menos se han visto afectados por la crisis sanitaria derivada del coronavirus al aumentar la demanda de alimentos.

Asturias salvó los muebles gracias a las llamadas semifacturas no químicas. Es decir, por el poderoso sector del metal regional y cuya cuota en el total de las exportaciones asturianas es ya del 42,4%. El segundo puesto en este ranking lo ocupan los llamados bienes de equipo, y que lo conforman las fábricas que hacen maquinaria para la industria, y que suponen el 31,4% de las ventas de la región en el extranjero.

Aún con todas las trabas derivadas de la alerta sanitaria, las empresas asturianas consiguieron vender productos fuera de las fronteras españolas por valor de 331 millones de euros. Italia, Francia, Alemania y Portugal, por este orden, continúan siendo los principales clientes de las compañías de la región.

Compartir el artículo

stats