Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias tiene un déficit comercial del 28,14% con el resto de las regiones

El valor de las importaciones procedentes de otras autonomías es el 52,5% superior al de la producción autóctona que abastece al propio territorio

Asturias tiene un déficit comercial del 28,14% con el resto de las regiones

Asturias tiene un déficit comercial del 28,14% con el resto de las regiones

Asturias tiene un saldo comercial positivo con el extranjero pero persiste en una crónica posición de déficit en el intercambio de bienes con el resto de las regiones, según el último informe C-Intereg sobre el comercio internacional e interregional en España.

De las 17 comunidades autónomas, sólo seis, lideradas por Cataluña a gran distancia del resto (Andalucía, Galicia, Murcia, País Vasco y Navarra), tienen superávit comercial con los demás territorios de España. De las once restantes -todas las cuales importan más de lo que exportan al conjunto de España-, Asturias es la novena comunidad con mayor déficit en términos absolutos (1.306 millones de euros) y la sexta en términos relativos: el déficit comercial del Principado con el conjunto de las regiones es del 28,14%.

De todas las regiones de la Cornisa Cantábrica, Asturias y Cantabria son las únicas con déficit comercial con España pero es Asturias la que arroja las peores ratios. En el caso cántabro el déficit supone 328 millones de euros, equivalentes a un saldo comercial negativo del 7,99%. El descubierto comercial de la comunidad vecina es 2,6 veces inferior al asturiano.

Según este estudio, Asturias vendió el año pasado al resto de España por valor de 4.640 millones e importó del resto del país por un monto de 5.946 millones. El valor de lo que importa de otras regiones es el 52,5% superior a la producción asturiana que se consume y usa en la propia comunidad (3.897 millones)

La estructura y especialización sectorial, la tipología de las producciones comercializables y las singularidades del tejido empresarial parecen ser factores determinantes, sin perjuicio de otras variables como la mentalidad y voluntad exportadoras, el talante emprendedor y el espíritu de iniciativa y de proyección exterior, aún discretos por más que hayan sufrido un fuerte revulsivo desde 2009 como respuesta a la última crisis financiera.

Así parece evidenciarlo que, si bien la región tiene superávit comercial con el resto del mundo (825 millones), sólo cinco empresas (grandes multinacionales) concentran más del 50% de las ventas asturianas en el extranjero mientras que las cinco mayores compañías españolas sólo acaparan el 10% de las exportaciones del país, como señaló en diciembre el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE). Esto evidencia una menor base de compañías exportadoras en el Principado, que, como indicó también el IVIE, ocupa el último lugar en España por el peso de las exportaciones en la facturación de sus pymes: un promedio del 25% frente al 36% de media en España.

Pese a estos lastres, el peso de las ventas asturianas en el extranjero con relación al producto interior bruto (PIB) de la comunidad se ha duplicado en dos décadas, como acaba de resaltar el último informe del Observatorio Regional RegioLab: si en 2001 las ventas al extranjero suponían el 10,3% del PIB asturiano, hoy rondan el 20%. Y el número de empresas exportadoras crece de forma sostenida aunque gradual: el año pasado exportaron de forma regular 589 empresas, 30 más que en 2018. Antes de la crisis de 2008 eran 350, según el Instituto de Comercio Exterior (ICEX).

Compartir el artículo

stats