24 de julio de 2020
24.07.2020
La Nueva España

La Zalia, clave para que la región gane impulso, bordea la insolvencia

24.07.2020 | 01:04
Terrenos de la Zalia. Juan Plaza

La sociedad pública promotora de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia) bordea de nuevo la insolvencia, advierte la Sindicatura de Cuentas del Principado en un informe sobre las cuentas de la Zalia conocido ayer. La combinación del alto endeudamiento y la pérdida de valor de los terrenos, sin comercializar por las dificultades que bloquean el polígono desde hace años, arrojan serias dudas sobre la capacidad de la sociedad de hacer frente a sus obligaciones financieras, refleja el documento.

La Zalia, concebida hace casi quince años, está considerada por el Principado y por los expertos como un espacio estratégico para impulsar la modernización económica de Asturias y la atracción de nuevas inversiones industriales. El economista asturiano Joaquín Lorences, autor de uno de los primeros documentos académicos con propuestas para la recuperación de la región, considera vital el desbloqueo de la zona logística ubicada en San Andrés de los Tacones (Gijón) y que ya tiene urbanizadas y sin uso más de 100 hectáreas de terreno destinadas en su mayoría a asentamientos empresariales. Los nuevos fondos europeos podrían ser la llave para reflotar el proyecto, según el criterio expresado por Lorences en su trabajo.

El retraso en la ejecución de infraestructuras (accesos, conexión eléctrica, estación intermodal...) han mantenido bloqueada la Zalia, lastrada también por las dificultades financieras de la sociedad promotora, participada por el Principado, el Ayuntamiento de Gijón y las autoridades portuarias de El Musel y de Avilés. La Zalia ya entró en causa de disolución en 2013 y 2014 y fue rescatada mediante una inyección financiera (préstamos participativos) del Gobierno asturiano y del consistorio gijonés.

"La estructura financiera de la sociedad se caracteriza por un elevado nivel de endeudamiento", expone la Sindicatura. A 31 de diciembre de 2018, el pasivo de la Zalia ascendía a 112 millones de euros, 62 de ellos contraídos con bancos y el resto con los socios accionistas. "Por otro lado, hay que considerar la capacidad de la entidad para hacer frente a esas deudas. El principal activo de la sociedad, esto es, sus existencias en curso (las parcelas), han venido experimentando una constante disminución (de valor) desde 2015", añade el informe. Esa depreciación, del 17% en tres años, subraya la Sindicatura, ha empujado a la entidad a una "acusada disminución de su solvencia financiera".

El organismo fiscalizador pide por ello la elaboración de un plan estratégico para la Zalia. El consejero de Industria, Enrique Fernández, reiteró ayer que la entrada en funcionamiento de ese espacio sigue siendo "prioritaria" para el Gobierno asturiano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35