12 de septiembre de 2020
12.09.2020
La Nueva España

Jesús Fuentes no concurrirá a un nuevo mandato al frente de Caja Rural de Gijón

El actual presidente, que ocupa el cargo desde hace doce años, renuncia a repetir y pone fin a medio siglo de dedicación a la entidad financiera

11.09.2020 | 23:38
Jesús Fuentes Villa.

Jesús Fuentes Villa, presidente de Caja Rural de Gijón en los últimos doce años, no concurrirá a su reelección el próximo octubre para un cuarto mandato. Fuentes Villa (Gijón, 1940) ya comunicó a la entidad su voluntad de no seguir al frente de la cooperativa de crédito gijonesa tras haber cumplido 80 años el pasado mayo.

En la actualidad no hay límite de edad para presidir la caja gijonesa, una vez que en la asamblea de 2011 se suprimió el tope establecido hasta entonces en los 70 años. Sí se introdujo en aquella fecha la imposibilidad de que el consejo rector pueda postular como consejero a quien ya hubiera desempeñado esta condición durante tres mandatos (doce años), pero esta limitación no existe para las candidaturas impulsadas por socios, por lo que el actual presidente podría haber optado por esta vía, que fue por la que llegó al cargo en 2008.

Jesús Fuentes, perito y profesor mercantil por la Escuela de Comercio de Gijón, consuma así una dilatada ejecutoria en la caja gijonesa, a la que ha dedicado 51 años: 39 como profesional de la entidad y 12 como presidente. El hasta ahora presidente fue el primer empleado de la cooperativa, inmediatamente después de su constitución. Se integró en la caja con 24 años como director general, cargo que desempeñó durante casi 40 años, hasta su jubilación en 2004.

Cuatro años después, en 2008, concurrió a la presidencia de la institución y fue elegido con un fuerte respaldo, especialmente entre los socios del área rural gijonesa. Se convirtió así en el cuarto dirigente de la entidad financiera desde su constitución en 1965 por iniciativa de la Cooperativa de Agricultores de Gijón.

En la actualidad, Caja Rural de Gijón (una de las dos cooperativas de crédito asturianas) tiene más de 6.500 socios, 10 oficinas (todas ellas, en Gijón) y 50 empleados. Su ratio de solvencia supera el 20% sobre activos ponderados por riesgo, algo más del doble de lo exigido por los reguladores. En 2018 (último dato difundido) la caja tuvo un resultado positivo de 2,15 millones, aunque su beneficio final fue de 750.000 euros por la política deliberada de fuertes provisiones que ha venido realizando la entidad. Los resultados de 2019 serán sometidos a aprobación por la próxima asamblea, que fue postergada la pasada primavera por el confinamiento y que se celebrará el 3 de octubre.

Durante la presidencia de Fuentes la entidad ha afrontado dos crisis económicas internacionales: la financiera de 2008, que estalló el mismo año de su llegada al cargo, y la actual, suscitada por la pandemia del coronavirus.

La cooperativa de crédito gijonesa participa, al igual que la Caja Rural de Asturias, en el Grupo Caja Rural y en las diversas sociedades que lo integran, caso del Banco Cooperativo Español y sociedades informática, de seguros y de capital-riesgo. Fuentes ha sido el representante de la entidad gijonesa en la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc).

En 2018, Caja Rural de Gijón, al igual que la de Asturias, promovieron, con las otras 27 cooperativas de crédito españolas integrantes de la Asociación Española de Cajas Rurales, un Mecanismo Institucional de Protección (MIP), que actúa como un fondo compartido -sin que entrañe fusión de entidades- para salir al rescate de cualquiera de ellas si en el futuro alguna precisara de apoyo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35