19 de septiembre de 2020
19.09.2020
La Nueva España

La integración de CaixaBank y Bankia tendrá un coste de más de 3.400 millones

El esfuerzo se compensará con ahorros de 5.000 millones en solo cinco años l La ecuación de canje valora la entidad pública en 4.300 millones

19.09.2020 | 00:00
Por la izquierda, José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, durante la presentación, ayer, en Valencia.

La integración de CaixaBank y Bankia tendrá un coste de 3.400 millones de euros, de los que 2.200 corresponderán a la reestructuración que se deriva de la creación de la nueva entidad. Pero aunque las cifras están sobre el papel, todavía no ha llegado el momento de hablar de ellas. Quedan seis meses para que se acabe de concretar el proceso de absorción de Bankia por CaixaBank y una negociación con los trabajadores de la entidad financiera resultante de esta entente. Así lo expusieron ayer el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar -que ocuparán los mismos cargos en la entidad ya fusionada- durante la presentación de los detalles de la operación que el jueves fue aprobada por los consejos de administración de ambas entidades.

"Es pronto para especular sobre las personas afectadas y el perfil. En el pasado hemos llegado ya a acuerdos con sindicatos (sobre procesos de este tipo) y siempre han sido no traumáticos. Buscamos hacerlo así", dijo Gortázar antes de admitir que las negociaciones que se abrirán con los sindicatos serán "complicadas". Y sentenció: "Nos dejaremos la piel para un acuerdo", pese a que, como han anunciado los sindicatos, se preparan para un negociación muy dura.

Al margen de las dificultades que pueda generar ese proceso, los costes de reestructuración se verán compensados por los fondos de comercio negativos generados por la operación, ya que el precio que se paga es inferior al valor en libros. Lo que se denomina en ingles "badwill " tiene un efecto positivo en las cuentas, pero se trata solo de un apunte contable que no implica ninguna entrada real de dinero, precisó Gortázar. Pero la operación sí genera sinergias (ahorros) suficientes -5.000 millones en cinco años- como para compensar los costes.

Por lo que respecta a los detalles de la operación, CaixaBank tendrá que lanzar una ampliación de capital de 2.079 millones de euros para hacer frente al canje de acciones -no habrá desembolso dinerario- de Bankia mediante la que se llevará a cabo la absorción del banco público, una vez establecida la ecuación de canje de la fusión que supondrá que cada accionista de Bankia recibirá 0,68 acciones de CaixaBank. Así, los accionistas de la entidad que ahora preside Jordi Gual tendrán inicialmente el 74,2% del nuevo grupo y los de Bankia poseerán el 25,8% restante.

El precio pactado incluye una prima del 20% sobre el valor de Bankia a 3 de septiembre pasado, antes de la comunicación al mercado de la existencia de negociaciones sobre la operación, cuando el precio de la acción de Bankia era de 1,035 euros. El canje propuesto implica una valoración actual de Bankia de 4.300 millones, frente a los 3.178 millones que tenía en principios de septiembre. Además, supone una prima del 28% sobre la media de ecuaciones de canje de los últimos tres meses.

La entidad que salga de la absorción, CaixaBank, estará controlada por la Fundación Bancaria La Caixa, a través de Criteria, que tendrá alrededor del 30% del capital, frente al 16% que conservará el Estado a través del FROB. Goirigolzarri afirmó que el FROB "no generó interferencias" en la gestión de Bankia y que no tiene por qué haberlas ahora. La estructura accionarial se completa con un 54% de acciones cotizadas en el mercado de valores, el 37% corresponde a inversores institucionales y el 17% al mercado minorista.

Las juntas de accionistas que deberán dar el visto bueno a la integración se celebrarán en noviembre. Se espera que la fusión se complete en el primer trimestre del 2021. La entidad resultante contará con activos por un valor total de 664.000 millones de euros y cuotas de mercado del 25% en crédito en España y del 24% en depósitos, en línea con los mayores bancos de los países vecinos. La fusión le permitirá generar nuevos ingresos de 290 millones anuales, según los datos facilitados durante la presentación pública del proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35