Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fondos europeos "de nada servirán sin menos burocracia", según la construcción

La patronal asturiana pide cambios urgentes en la normativa estatal de contratación pública para evitar "el bloqueo" en la licitación de obras

Los fondos europeos "de nada servirán sin menos burocracia", según la construcción

Los fondos europeos "de nada servirán sin menos burocracia", según la construcción | SHUTTERSTOCK

Las empresas asturianas de la construcción consideran que la vigente ley de Contratos del Sector Público, que regula los procesos de adjudicación de obras y servicios en los distintos niveles de la Administración, puede convertirse en un gran obstáculo para que el sector contribuya a la recuperación de la actividad

"Si no se toman medidas contra la burocracia, podrán venir de Europa los millones que sea, pero no servirá de nada porque las Administraciones están bloqueadas", afirmó Joel García en conversación con este diario. El "bloqueo" al que se refiere el dirigente empresarial tiene su origen, según su versión, en la citada ley estatal sobre contratación pública, reformada desde 2018. "Si queremos recuperación económica es indispensable cambiar esa ley, sacar algún decreto con una reforma temporal que permita adjudicar las obras en un mes o dos, porque ahora estamos tardando seis, siete y ocho meses", expuso Joel García. Su propuesta de habilitar un procedimiento más ágil de licitación y concesión de las obras concuerda con los planteamientos que están haciendo las patronales nacionales del sector. Según "Cinco Días", el Gobierno ya estaría estudiando la posibilidad de una reforma así. Los constructores asturianos sugieren que se diseñe una tramitación exprés de las adjudicaciones siguiendo la estela de lo que se hizo en 2009 y 2010 con el llamado "Plan E", programa de inversiones que promovió entonces el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero y que en ese caso se centró en obras a través de los ayuntamientos, en un intento de contener el hundimiento del empleo en los primeros años de la Gran Recesión (2008-2013).

La patronal asturiana considera que el sector constructor está llamado a tener un protagonismo destacado en la reconstrucción de la economía por su capacidad de crear empleo a corto plazo. "Bruselas está viendo a este sector como motor de la recuperación", enfatizó Joel García. "Nosotros tendremos que reinventarnos, hacer una construcción más sostenible y especializarnos en nuevas cosas", comentó también en referencia a las directrices que están marcando las autoridades comunitarias para el destino de los nuevos fondos europeos de reconstrucción: 750.000 millones entre subvenciones y financiación para inversiones del sector público y del sector privado, de los que 140.000 millones corresponderán a España. Las expectativas de la construcción están puestas en el dinero que pueda llegar para infraestructuras, equipamientos y obras de mejora de la eficiencia energética.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats