El número de parados asturianos que no cobra prestaciones ni subsidio asciende al menos a 46.000 que suponen menos de la mitad de los desempleados inscritos en las oficinas públicas, según denuncio ayer el sindicato CC OO. “Solo una pequeña parte de este colectivo desprotegido podrá percibir el nuevo subsidio extraordinario aprobado para quienes agotaron su prestación por desempleo durante los tres meses del primer estado de alarma que obligó al confinamiento”, advirtió también la central.