Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BBVA y Sabadell unen tres bancos asturianos

La fusión del segundo y cuarto operadores del país supondría en el Principado la reunificación de las organizaciones procedentes de los grupos Asturiano, Asturias y Herrero

Foto de época de la sede del Banco Asturiano de Industria y Comercio en Oviedo.

Foto de época de la sede del Banco Asturiano de Industria y Comercio en Oviedo.

La posible fusión del BBVA y Banco Sabadell, anunciada anteayer por ambas entidades (segunda y cuarta en el “ranking” financiero en el mercado nacional), supondrá, de llegar a materializarse, la reunificación en Asturias en un solo operador de las organizaciones y estructuras procedentes de tres bancos de genuino origen regional:

El Banco Asturiano de Industria y Comercio fue promovido en 1899 por un grupo de inversores liderados por el industrial José Tartiere Lenegre, que agrupó para acometer ese empeño a los Vereterra, Olivares, Sela Sampil, García San Miguel, marqués de Canillejas, conde de Revillagigedo, Ovies, Rodríguez, Ariza, Thiebaut, Menéndez Viña, Alas Pumariño y otros. La operación se produjo en un ambiente de acusado dinamismo comercial, fabril, minero y portuario en la región. Solo un año después, el grupo, con la colaboración de alguno de los Ybarra (del Banco de Bilbao), promovió el Banco de Andalucía y –en unión de inversores vinculados de las casas asturianas Herrero y Cia y Banco de Gijón, el conde de Romanones y representantes del Banco Mercantil de Santander– constituyó, también en 1900, los bancos de Valencia y Cartagena.

El Banco de Bilbao había nacido en la capital vizcaína en 1857 fuertemente vinculado al gran ascenso de la burguesía industrial y financiera de Neguri. Algunas de sus familias promotoras habían tenido desde antes vínculos con Asturias por sus relaciones metalúrgicas, hulleras y férricas. Tartiere reforzó y estrechó esos enlaces y estableció una sólida alianza con intereses vizcaínos, promoviendo de forma conjunta el Ferrocarril Vasco Asturiano y la Naviera Vasco-Asturiana y coparticipando en negocios de explosivos, entre otros.

El BBVA es heredero en la región del Banco Asturiano, y el Sabadell se implantó con las compras del Asturias y Herrero

decoration

Tras la muerte de Tartiere en 1927, y en puertas de la Gran Depresión de 1929, el Banco Asturiano se acercó el Bilbao, que ese año entró en su capital, lo que le dio derecho a designar a partir de 1930 a tres consejeros. El Bilbao abrió una oficina propia en Gijón en 1931 pero su gran apuesta fue el Asturiano, que llegó a dominar y finalmente a absorber en 1970. El Bilbao pasó así a ser accionista de sociedades asturianas como Hidrocantábrico (donde convivió con el Banco Herrero y Cajastur hasta fines de los años 80), SIA Santa Bárbara, Uninsa, Locsa y otras.

En 1980 el Bilbao se propuso adquirir el Banco de Asturias e hizo una apuesta ganadora que se vio frustrada de modo inesperado porque la Banca March elevó su puja en el último momento. El banco vizcaíno siguió intentando el crecimiento inorgánico y en noviembre de 1987 lanzó la primera opa del capitalismo español con una oferta (primero amistosa y luego hostil) sobre Banesto, el banco que congregaba a una fracción relevante de la aristocracia y la oligarquía financiera asturianas. El fracaso de la operación llevó a la fusión del Bilbao con su rival más directo desde 1901, el Vizcaya, que ya estaba en Asturias con su propia red cuando se produjo la integración que dio lugar en 1988 al BBV, que en 1999 se convirtió en BBVA tras la integración de Argentaria.

Las fechas

1929 | El Banco de Bilbao entra en el capital del Banco Asturiano

1996 | El Sabadell compra el Banco de Asturias

2000 | El Banco Sabadell adquiere el Herrero

El Banco Sabadell, fundado en 1881 por empresarios y comerciantes vinculados a la industria textil vallesana, fue una entidad de estricto ámbito local hasta 1965 y no salió de Cataluña hasta diez años después. A Asturias llegó en febrero de 1996 con una sola oficina (calle Campoamor, de Oviedo) adquirida a Citibank. Pero en junio de ese mismo año se convirtió en un operador relevante en la región con la compra del Banco de Asturias al británico NatWest Bank. El Asturias había sido creado en 1964 como Banco de Langreo por iniciativa de varios militares y exmilitares de intendencia que aglutinaron a accionistas del Banco Continental y a un elenco de pequeños empresarios asturianos, fundamentalmente del valle del Nalón. El Banco de Asturias, que desde entonces había cambiado de propiedad siete veces y que había atravesado por algunas vicisitudes a causa de las cuales había sido intervenido por el Fondo de Garantía de Depósitos en 1979, tenía 91 oficinas (61 en Asturias, y el resto en Castilla y León, Galicia y Madrid) cuando lo compró el Sabadell.

El banco catalán redobló su apuesta por Asturias con la adquisición en septiembre de 2000 del Banco Herrero a La Caixa. El Banco Herrero nació en 1911 y abrió sus puertas al público en 1912 por iniciativa de Policarpo Herrero Vázquez, integrante de la tercera generación de banqueros que, con origen en Teruel y ancestros gallegos, afincaron en Oviedo en 1848 procedentes de Villafranca del Bierzo como comerciantes y prestamistas, oficios que ya ejercían desde tiempo antes en tierras leonesas. A partir de la experiencia de la casa de banca Herrero y Cia, Policarpo compitió con su progenitor desde el nuevo Banco Herrero durante cinco años. Para crear el banco, en el que terminó por refundirse toda la actividad financiera de la dinastía, contó con la colaboración de accionistas de los bancos Hispano-Americano y Gijón. Sólo un año después, Policarpo Herrero se erigió en banquero de referencia nacional tras acudir al rescate del Hispano y asumir su presidencia. Décadas después, su hijo y sucesor, Ignacio Herrero Garralda, tuvo que defender la entidad de un ataque del Urquijo. Con su descendiente, Ignacio Herrero Álvarez, se consolidó como uno de los cinco bancos medianos del país con implantación en gran parte de España. Una división accionarial y otras circunstancias llevaron a su venta en 1995 a La Caixa. En 2000 Sabadell, dueño del Asturias, compró el Herrero a La Caixa y en 2001 tomó su control efectivo. Ese año el Herrero absorbió al Asturias y en 2002 el Sabadell hizo lo mismo con el Herrero.

Asturias es la novena provincia con más oficinas de los dos grupos

La fusión del BBVA y el Sabadell, o más bien la absorción del banco vallesano por el grupo de origen vasco, coge velocidad. Los consejos de administración de las dos entidades prevén analizar la propuesta sobre su integración en diciembre, si las negociaciones avanzan al ritmo esperado y las partes llegan a un acuerdo, según informan fuentes financieras. De confirmarse, la operación conllevará un fuerte ajuste para lograr los ahorros de costes que la justificarán financieramente: el cierre de entre 1.200 y 1.500 oficinas, entre el 28% y el 35% de las 4.240 sucursales con que contaría el nuevo banco en un primer momento, con la consiguiente salida masiva de empleados de la red comercial y los servicios centrales.

La fusión eliminaría 1.500 sucursales, según los analistas l Los consejos prevén tomar una decisión en diciembre

decoration

Así lo han calculado diferentes casas de análisis como Autonomous Research (35% de solapamiento de redes: 1.484 oficinas), Barclays (1.232) y Bain & Company (1.250). El principal recorte se producirá más que previsiblemente en Catalunya, donde los dos bancos contaban con 1.232 oficinas al cierre del año pasado (687 el BBVA, tras las absorciones de Unnim y Catalunya Banc, y 545 el Sabadell), si bien los sindicatos estiman que actualmente han bajado ya a 1.084. Solo en Barcelona eran 894 oficinas en la provincia y 254 en la ciudad el pasado diciembre. Además de las cuatro provincias catalanas, también acumulan un número elevado de sucursales las provincias de Madrid (545), Alicante (296), Valencia (209), Murcia (183), Asturias (165) y las tres vascas (218).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats