El despacho de abogados de origen asturiano Vaciero se ha adjudicado un contrato del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) para reclamar a las préstamos impagados que repartiera en su momento este organismo, que se encargaba de gestionar fondos estatales para la innovación y el desarrollo (I+D). Vaciero gestionará entre 200 y 250 expedientes, con un importe medio de deuda de 246.000 euros Se trata de compañías que pidieron una subvención para realizar un proyecto en I+D, que fracasó.