El Ibex-35, el principal índice de la Bolsa española, subió ayer un 2,03 %, impulsado por el desbloqueo del traspaso de poderes en EE UU, y superó los 8.100 puntos, una cota que no alcanzaba desde marzo, antes de que estallara la epidemia de coronavirus en Europa. Con el empuje de Telefónica y de algunos valores turísticos, como Meliá, el selectivo ha ganado 162 puntos y ha cerrado en 8.143,2, el nivel más alto desde el 6 de marzo. El Ibex acumula una subida del 26,2 % en noviembre, aunque aún se deja un 14,7 % en lo que va de año. En el Ibex, las mayores subidas han correspondido hoy a la operadora de telecomunicaciones Telefónica (8,98 %), a la cadena hotelera Meliá (7,9 %) y a la siderúrgica ArcelorMittal (7,05 %).