Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un grupo andaluz planea nuevas centrales eléctricas en cuatro embalses del Occidente

Magtel solicita aprovechamientos de agua en los pantanos de Arbón, Doiras, La Barca y Salime para plantas con tecnología reversible

Embalse de Doiras.

Embalse de Doiras.

Magtel, grupo andaluz de ingeniería y servicios con base en Córdoba, ha iniciado los trámites preliminares para promover en Asturias nuevos aprovechamientos hidroeléctricos asociados a cuatro embalses que ya existen en la zona occidental. Se trata de centrales reversibles o de bombeo, tecnología de almacenamiento energético sobre la que ya han sido anunciados otros dos proyectos en la región.

La compañía Magtel está detrás de un conjunto de sociedades limitadas que encabezan las solicitudes de uso industrial del agua presentadas a la Confederación Hidrográfica del Norte: Arbón Energía Renovable, Doiras Energía, Salime Energía y La Barca Energía. Las cuatro mercantiles fueron constituidas el pasado mes de agosto y tienen por objeto social “la promoción, cierre financiero, construcción, operación, mantenimiento y explotación de plantas de generación de energías renovables”.

Cada una de las citadas sociedades pide autorización de la autoridad hidrográfica para utilizar en la generación de electricidad caudales de agua de entre 28.000 y 58.000 litros por segundo tomados de los siguientes emplazamientos: el río Navia, a altura de los embalses de Salime (Grandas de Salime), Doiras (Illano) y Arbón (Boal), y el río Narcea, en el embalse de La Barca (Tineo).

Los principales embalses de Asturias.

Las solicitudes de Magtel

Todos esos pantanos ya disponen de centrales hidroeléctricas explotadas en tres casos por Respol (antes Viesgo) y, en el de Salime, por una sociedad compartida entre EDP y Endesa. Las solicitudes de Magtel hablan genéricamente de instalar centrales hidroeléctricas reversibles. Generalmente, su funcionamiento consiste en bombear agua hacia un embalse o depósito situado a más altura para soltarla y “turbinarla” en las horas de mayor demanda de energía y precios elevados. Megtal, que ha mantenido un primer contacto con las autoridades del Principado para confirmar su propósito de hacer negocios en Asturias, no ha precisado por ahora detalles técnicos y económicos sobre sus proyectos. Estos coinciden con los promovidos por el grupo leonés Lamelas Viloria para aprovechar el agua de minas de Tineo y Degaña, también mediante instalaciones hidroeléctricas de bombeo.

Compartir el artículo

stats