Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué es el estatuto electrointensivo y por qué es tan importante para Asturias?

Las claves para entender la decisión del gobierno

Instalaciones de Arcelor en Gijón.

Instalaciones de Arcelor en Gijón.

El estatuto electrointensivo es una figura jurídica creada esta semana por el gobierno central para compensar a las industrias que tengan mucho consumo eléctrico. Es algo similar a lo que hay en otros países de la Unión Europea. De hecho, Francia y Alemania ayudan aún a la industria. El estatuto llega para sustituir los sistemas antiguos por los que las grandes industrias recibían las ayudas y que habían sido cuestionados por la Unión Europea. El sistema más famoso de todos ellos (y precisamente al que puso pegas la autoridad comunitaria) era la “subasta de interrumpibilidad” (una ayuda que recibían las empresas por desconectarse de la red eléctrica en momentos de alta demanda). 

El problema del estatuto electrointensivo es que las grandes empresas que se verán beneficiadas, entre ellas factorías tan importantes en Asturias como Arcelor, Alu Iberica o Asturiana de Zinc, recibirán mucho menos dinero del que estaban acostumbradas con el sistema anterior.  El gobierno asegura que no puede ir más allá con las nuevas ayudas porque se lo impide la Unión Europea.

El estatuto electrointensivo establece unos límites legales a las ayudas que se pueden dar a la gran industria. Es por esto que en él se recoge que las ayudas para estas fábricas podrían aumentar el año que viene por varias vías como la compensación por costes de CO2 o la eliminación de peajes que vienen en la factura como el de las energías renovables.

El gobierno asegura que el nuevo estatuto permite, además, que la gran industria pueda negociar con los proveedores eléctricos para tener contratos de hasta 10 años. Algo que, aseguran desde el ejecutivo, dará estabilidad para que se hagan previsiones económicas. Aunque esto tiene un matiz: la industria asegura que este es un sistema que aún no funciona bien.

El estatuto impone también exigencias a las industrias para evitar casos como el de Alcoa, una empresa que estuvo recibiendo durante años subvenciones para rebajar su coste eléctrico y acabó vendiendo sus plantas tanto de Coruña como de Avilés.

A qué obliga el nuevo marco

El nuevo marco jurídico establece, por ejemplo, que las empresas tienen que hacer inversiones en investigación y desarrollo y en recortar emisiones contaminantes y que no pueden cerrar en los tres años siguientes a recibir la subvención.

¿Por qué es importante para Asturias?

Asturias concentra tres de las industrias que más consumen de España y de las que dependen 20.000 empleos (entre directos e indirectos). Es decir: casi un cinco por ciento de los trabajadores que se encuentran en activo en estos momentos en Asturias. De desaparecer estos empleos es de prever que también se llevarían por delante otros tantos como consecuencia efecto dominó de la economía.

¿Qué ocurre en otros países?

En Alemania y en Francia (en donde se sitúan las fábricas que compiten con las asturianas en un mercado global), los precios de la electricidad son menores gracias a las ayudas de estos gobiernos para recordar la factura de la luz. El precio de la electricidad es casi el mismo entre Alemania y España. El problema (para los asturianos) viene con las ayudas.

Entonces ¿cuál es la solución que proponen los empresarios españoles? Copiar el modelo alemán y copiarlo en España. ¿Por qué no es hace? El gobierno asegura que la Unión Europea no lo permitirá. 

Compartir el artículo

stats