Más inversiones y mayores garantías de futuro para que una instalación clave para ArcelorMittal en Asturias continúe con vida durante muchos años. Ese es el mensaje que le ha transmitido la plantilla de la acería de Gijón –que el viernes votó mayoritariamente en contra del plan de productividad de la siderúrgica– a los sindicatos para que le expongan a la compañía, en la próxima reunión en la que se negociará un nuevo futuro para este taller. El rechazo de los trabajadores –según lo pactado hace unas semanas en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (Sasec)– obliga a que ambas partes (los sindicatos y la dirección de la empresa) vuelvan a sentarse para tratar de cerrar un pacto que dé con el gusto de los empleados.

El plan que se sometió a votación incluía la amortización de 14 puestos de trabajo. Aunque, sostienen los sindicatos que defendieron el “no” en el referéndum (CC OO y la CSI), el recorte de empleo no era tan importante para la propia plantilla. Eso sí, el portavoz de la Corriente, Manuel Ángel Pulgar, puntualizó que “la quita de puestos no tenía ninguna lógica, es irrealizable”. Lo que más pesa en el ánimo de los trabajadores es la sensación de abandono de las instalaciones que “llevan años de la mano de Dios, sin inversiones, con numerosas goteras, con lo peligroso que es eso en un taller en el que estas manejando acero a altas temperaturas”. Encima, asegura que las pocas inversiones que se han realizado durante estos últimos años han salido rana. No han ayudado a mejorar la producción, más bien todo lo contrario. “Incluso han incrementado los tiempos en los que se tarda en sacar adelante la producción”, asegura. Todo ello ha tenido un peso decisivo a la hora de que los trabajadores votaran por el “no”. También el portavoz de UGT –sindicato que había apoyado el “si” en las votaciones– , José Manuel García, resaltó que el problema de la acería “no se soluciona solo con amortizaciones, hacen falta inversiones que minimicen algunos de los costes”. Arcelor veía en la amortización de los 14 empleos una de las mejores vías para tratar de sacar a este taller de las pérdidas en las que lleva años sumergido.