La multinacional tecnológica de capital asturiano Satec, presidida por el ovetense Luis Rodríguez-Ovejero, potenciará su implantación en Avilés, donde ya está presente con 60 empleos, mediante la radicación en el municipio de dos nuevas sociedades, Alvatross y Satec Health, que se sumarán al centro de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que otra de sus filiales, Satec Hub, también está empezando a desplegar en la ciudad.

La sociedad Alvatross se centra en desarrollar los sistemas de gestión, provisión y activación de productos y servicios de futuro de las operadoras de telecomunicaciones. Tanto la innovación como la comercialización de Alvatross se centralizará en Avilés.

La sociedad Satec Health pretende el desarrollo de la plataforma de alerta temprana de epidemias que la compañía anunció el año pasado, así como de servicios de telemedicina. Este sistema de detección prematura actúa con herramientas de detección en cada empresa de síntomas de enfermedad en los trabajadores, el seguimiento con telemedicina de los casos detectados y el apoyo a los afectados por un grupo específico de personal mediante teleasistencia. Con ello se pretende que las empresas actúen no sólo como una red de alerta anticipada de focos y brotes de covid o futuras pandemias, sino también como centro de reporte de información a las autoridades sanitarias y como una malla que descargue de tareas a la sanidad pública. Esta herramienta de detección precoz que la compañía perfiló en 2020 fue expuesta ayer por Rodríguez-Ovejero al presidente asturiano, Adrián Barbón, durante una reunión celebrada e n la sede del Gobierno regional.

Centro de I+D+i

La filial Satec Hub, dedicada al fomento de la innovación y el emprendimiento a través de la tecnología, y que actúa de apoyo a las diferentes áreas del grupo (entre ellas, Alvatross y Satec Health), seguirá desarrollando a su vez en Avilés el proyecto de colaboración con otros centros de I+D+i de la región para promover la innovación.

Satec (Sistemas Avanzados de Tecnología), que tiene 1.200 empleados, está presente en once comunidades autónomas y de forma estable en media docena de países, amén de contar en otras naciones con delegaciones vinculadas a la duración de los proyectos en vías de materialización en esos mercados. Desde su fundación en 1978 ha acometido proyectos en más de 40 países.

En Avilés, Satec opera desde 2007 con una sede en el centro de empresas de La Curtidora que presta servicios a clientes de la región y fuera de Asturias. Las dos nuevas empresas pretenden captar talento asturiano joven y repatriar profesionales experimentados de Satec y de la competencia que desean volver a su tierra. Ambas sociedades tendrán implantaciones distintas a las del actual centro de empresas de La Curtidora para mantener su diferenciación y favorecer su expansión y el desarrollo de su potencial.