Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La principal medida del Gobierno para rebajar la luz elevará los costes de las fábricas asturianas

Las factorías intensivas en gas, como las de ArcelorMittal, acabarán soportando los costes de la expansión de las energías renovables

Instalaciones de baterías de coque.

Instalaciones de baterías de coque.

La principal medida que maneja el Gobierno de Pedro Sánchez para rebajar el precio de la luz en los hogares es la que el sector siderúrgico –del que dependen más de 5.000 empleos directos en Asturias con ArcelorMittal– ya ha calificado como “un clavo más” en su “ataúd”.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pidió ayer “prudencia” a la hora de valorar la escalada del precio de la luz y se abrió a la posibilidad de explorar “mecanismos colchón” para mitigar los picos altos en el precio. Ribera señaló que el Ejecutivo ha trabajado en estos últimos dos años en un paquete de reformas para abaratar ese recibo de la luz y entre ellas destacó, como principal medida, el anteproyecto de Ley para aprobar el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE).

Ese Fondo es el que ha puesto de nuevo en alerta a la gran industria asturiana porque podría disparar, aún más, unos costes energéticos que apenas se limarán con el recientemente aprobado estatuto del consumidor electrointensivo. La reforma consiste en eliminar del recibo de la luz las primas a las renovables que pagan familias y empresas y que representan el 16% de la factura, y traspasar los costes de financiación a las empresas comercializadoras de energía. A las de electricidad, pero también a las de productos petrolíferos y gas, que ya han anunciado que tendrán que repercutir el coste a sus clientes y los mayores consumidores son grandes industrias del sectores como la siderurgia o la cerámica, que utilizan el combustible en sus hornos. Las patronales de esos sectores intensivos en uso de gas natural ya han alertado de que ese sobrecoste no es asumible e implica una importante pérdida de competitividad a nivel internacional, pudiendo repercutir en el empleo y aumentando el riesgo de deslocalización.

El precio de la luz en el mercado mayorista bajará hoy un 10,1%, hasta los 78,42 euros por megavatio y hora, su nivel más bajo en lo que va de semana. Los precios siguen siendo muy superiores a los del mes pasado, pero se alejan del pico de 94,99 euros registrado el pasado viernes, la segunda cifra más alta de la historia.

Los datos

  • El precio de la luz. La caída de la producción de renovables, el aumento de la demanda por el temporal y el incremento del coste del gas ha disparado el precio de la luz en este inicio del año.
  • Las medidas. Para contener los precios, el Gobierno tramita el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que elimina del recibo que pagan empresas y familias las primas a las renovables y se las carga a las comercialiadoras de alectricidad gas y petróleo.    

Compartir el artículo

stats