La Audiencia Nacional ha archivado la investigación contra el magnate ruso Mikhail Fridman sobre una supuesta manipulación de precios para devaluar las acciones de la cadena de tiendas Dia y poder comprar la empresa a un precio más bajo. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, José Luis Calama, ha descartado esa posibilidad e indica en un auto que la bajada continuada del precio de las acciones se debió a “la evolución del negocio” debido a “una mala gestión” o a “la inadecuada política comercial y de inversiones”.