Las familias más afectadas por la pandemia podrán solicitar hasta fines de marzo una moratoria de tres meses que les libre del pago de su hipoteca o de un crédito de consumo, anunció la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. Hasta ahora unas 600.000 personas se han beneficiado de esta medida impulsada por el Ejecutivo, que evita pagar el grueso del préstamo durante al menos tres meses y a la que hasta fines de septiembre se podían acoger quienes perdieron sus empleos durante la pandemia o vieron caer de forma significativa sus ingresos.