Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado corrige la forma de liquidar el impuesto de sucesiones forzado por el Supremo

Un fallo del alto tribunal consideró incorrecta la fórmula de cálculo que se utilizaba con el ajuar doméstico, que solía perjudicar a los herederos

Andalucía eleva a un millón el mínimo exento del impuesto de sucesiones

Los servicios tributarios del Principado de Asturias han corregido la forma en la que liquidaban el impuesto sobre sucesiones y donaciones después de que el Tribunal Supremo considerara incorrecta parte de la fórmula de cálculo. En concreto, el alto tribunal tachó de indebida la valoración del ajuar doméstico sujeto a tributación, que solía perjudicar a los herederos frente a la administración.

Asturias es una de las regiones en las que más se paga de impuesto sobre sucesiones pese a las reformas que se llevaron a cabo en los últimos años para elevar el mínimo exento desde los 150.000 hasta los 300.000 euros. Además, el Tribunal Supremo puso en cuestión la forma de liquidar el tributo.

Para calcular la base imponible del impuesto de sucesiones, el organismo recaudador del Principado, al igual que el de otras comunidades autónomas, sumaba al valor de los bienes heredados el del ajuar doméstico que calculaba a través de una presunción legal según la cual se entendía que era equivalente al 3% del valor de la herencia (caudal relicto), salvo que el contribuyente aportara prueba fehaciente en sentido contrario. Esto es, para tasar los bienes afectos a la vivienda y otros personales se utilizaba un base de cálculo que incluía, entre otros conceptos posibles, el dinero de las cuentas corrientes o las participaciones en empresas.

En ese última situación estaba el contribuyente que, asistido por el abogado Luis Tuero, ganó un litigio con el Principado en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) y cuya sentencia fue ratificada por el Supremo en mayo del pasado año. El citado contribuyente heredó acciones de una empresa inmobiliaria dedicada al negocio de alquiler que fueron incorporadas para el cálculo del ajuar doméstico en virtud de la aplicación indiscriminada de la norma del 3%, lo que elevó la factura del impuesto significativamente al tratarse de una herencia elevada.

“Las acciones y participaciones sociales, por no integrarse, ni aun analógicamente, en tal concepto de ajuar doméstico, por amplio que lo configuremos, no pueden ser tomadas en cuenta a efectos de aplicar la presunción legal del 3 por ciento”, señaló la sentencia del Supremo. Y añadió que, para el caso del dinero, valores mobiliarios y otras propiedades, el contribuyente no estará obligado a presentar prueba alguna para cuestionar los cálculos de la Administración, “pues se trata de bienes que, en ningún caso, podrían integrarse en el concepto jurídico fiscal de ajuar doméstico, al no guardar relación alguna con esta categoría”.

El Ente Público de Servicios Tributarios del Principado de Asturias acaba de publicar su nuevo plan de control tributario y en él se han incluido las “adaptaciones” a las “nuevas tendencias jurisprudenciales y normativas que sin duda afectan a la propia definición del plan de control”. Entre ellas se destaca “la jurisprudencia del Tribunal Supremo respecto a la consideración y valoración del ajuar doméstico dentro del impuesto sobre sucesiones y donaciones y la imposibilidad de dictar provicencias de actos que no han sido recaudados en periodos voluntarios por el Ente Tributario, lo que obliga sin duda a un importante esfuerzo de adaptación tanto en el contenido de las encomiendas de gestión, como desde el punto de vista normativo”.

Compartir el artículo

stats