El sector de la peluquería y la estética afiló ayer las tijeras y se echó a la calle en Asturias –y también en el resto del país– para exigir una rebaja del IVA del 21% actual al 10% en el que estaba hace unos años para evitar más cierres. Solo durante el año pasado cerraron 83 de estos establecimientos en la región y 147 trabajadores de este sector se fueron al paro, según los datos que maneja Jorge Rodríguez Laviana, vicepresidente de la Asociación de Imagen Personal del Principado (AIMPPA). “Nuestro negocio está fatal, aunque somos un sector esencial. Las medidas contra el coronavirus han frenado la celebración de eventos, la gente no sale y eso se nota”, señaló Rodríguez Laviana.

Concentración de peluqueros en la plaza del Ayuntamiento de Gijón. Ángel González

Cientos de profesionales se manifestaron ayer en las plazas de los ayuntamientos de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, Mieres, Llanes, Corvera y Luarca para exigir un tijeretazo al IVA que les ayude a levantar cabeza. Yoyi Pérez, fundadora de la Plataforma de Peluqueros Unidos de España, fue la encargada de leer un manifiesto de resumen de la situación en la plaza de España de Avilés. “Estamos aquí para luchar por lo que nos pertenece y para decir a los políticos que nos representan que mientras ellos juegan a votar a favor o en contra por intereses partidistas sin tener en cuenta el contenido de lo que están votando, nuestro sector agoniza, pierde cada día cientos de puestos de trabajo y mata la ilusión y el esfuerzo cientos de emprendedores que tienen que bajar la persiana de sus negocios”, lamentó Yoyi Pérez.

Otro centenar de profesionales del sector se manifestó frente al Ayuntamiento de Gijón, una comitiva vestida en su mayoría de negro y con carteles destacando su principal petición de la protesta: bajar el IVA al 10% para que muchos negocios no cierren.