Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Estado ultima el rescate de Duro Felguera tras avanzar en el acuerdo con la banca

La SEPI otorgaría los 120 millones solicitados, un fondo de inversión estadounidense aportaría liquidez, y los acreedores financieros reestructurarían deuda y concederán avales

Los sindicatos regionales del sector industrial de CC OO y UGT y delegados sindicales de Duro Felguera reclamaron ayer, ante la sede del parlamento regional, una rápida intervención del Estado, a través de la SEPI, para rescatar a la centenaria compañía asturiana. | Irma Collín

Los sindicatos regionales del sector industrial de CC OO y UGT y delegados sindicales de Duro Felguera reclamaron ayer, ante la sede del parlamento regional, una rápida intervención del Estado, a través de la SEPI, para rescatar a la centenaria compañía asturiana. | Irma Collín

El rescate de Duro Felguera por el Estado, con cargo al Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas dañadas por el covid, se está ultimado tras haber aproximado sus posiciones en los últimos días la empresa, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), un fondo inversor estadounidense y la banca acreedora de Duro. La aprobación por la comisión gestora del fondo y posteriormente por el Consejo de Ministros se prevé que ocurra, a expensas de algunos detalles, entre la próxima semana y la siguiente. La SEPI se había comprometido a dar una respuesta antes de que finalizase enero y luego se dijo que podría demorarse, como mucho, a los primeros días de febrero.

Según los términos de la negociación, la SEPI accedería a la petición de ayuda de Duro en las cuantías y conceptos planteados por la empresa en agosto y en diciembre.

Aportación de la SEPI. La sociedad estatal aportaría 120 millones a la ingeniería asturiana, de los que 30 millones serían inyectados en mayo en concepto de capital, lo que precisará la celebración previa de la junta general de accionistas de la compañía para que autorice la emisión de nuevas acciones con renuncia al derecho preferente de suscripción de la ampliación de capital por los accionistas actuales. Esta aportación convertiría al Estado en accionista hegemónico con carácter temporal de Duro, con una participación equivalente al 40% de la sociedad. De acuerdo con la solicitud de Duro, la SEPI aportaría otros 70 millones en préstamos participativos, de los que 20 millones serían movilizados de inmediato y los 50 millones restantes, en mayo. Este préstamo participativo deberá ser reintegrado por Duro a la SEPI en 2024 y 2025, para lo que la ingeniería se compromete a realizar una ampliación de capital en 2024 mediante la colocación de acciones por un importe de 80 millones entre inversores privados y el mercado minorista. A su vez, la SEPI accedería a conceder 20 millones mediante un préstamo ordinario, como solicitó Duro el 30 de diciembre. Este crédito debería ser devuelto en 2025 y 2026. Los 30 millones de aportación de capital por la SEPI serán recuperados por el Estado mediante la venta de las acciones de Duro en su poder una vez que el negocio de Duro y su cotización se recuperen tras la entrada del Estado en su capital, el saneamiento de la sociedad y la línea de avales que otorgue la banca para posibilitar nuevas contrataciones de obras y proyectos.

Liquidez. Para dotarse de liquidez, Duro cedería por 40 millones al fondo de inversión estadounidense Fortress los derechos de cobro de las reclamaciones que tiene planteadas a clientes por 638 millones en nueve proyectos. La oferta de Fortress, que es vinculante, se podría firmar en febrero, una vez que culmine la solución para el futuro de la ingeniería. Los 40 millones que ingrese Duro por esta vía sustituirá al préstamo que por esa cuantía pidió la empresa a la banca con garantía del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Banca. El apoyo de la banca, con la reestructuración de la deuda, es determinante para que salga adelante el pacto de Duro con la SEPI y conFortress. La banca comunicó el viernes su respaldo a un acuerdo que no suponga un aumento del riesgo. La propuesta consistiría en que, de los 85 millones de deuda financiera, Duro pagaría por adelantado 8,5 millones (el 10%), otro 20% (17 millones) se convertiría en un préstamo participativo y el 70%(59,5 millones) en obligaciones convertibles con un porcentaje de conversión del 6% del capital y con fecha límite en 2025. Además se activaría una línea de avales “revolving” por 100 millones con cobertura de la aseguradora estatal Cesce. Sobre esta fórmula, la banca hizo una contrapropuesta para que las garantías de Cesce se eleven del 50% al 80%. 

La concesión de avales (de los que Duro carece desde 2016) y el rescate por la SEPI despejarían el futuro de la compañía.

La ingeniería desarrollará con Hunosa y Nortegas proyectos de hidrógeno verde

 La ingeniería Duro Felguera ha firmado un acuerdo con la empresa estatal minera asturiana Hunosa, filial al 100% de la SEPI, y con la compañía gasista Nortegas, con gran implantación en Asturias y País Vasco, para desarrollar proyectos de hidrógeno verde en las cuencas mineras de la zona central de la región. Los proyectos, informó ayer Duro Felguera, se centrarán en la producción de este gas renovable, su almacenamiento, transporte, inyección en la red de gas natural y uso en el sector de la movilidad.

 Las tres compañías han presentado al Ministerio de Industria varios proyectos de plantas a ubicar en concejos mineros afectados por el cierre de la actividad carbonera en función de las localizaciones más aptas para la inyección en la red de Nortegas y la logística necesaria para el consumo del hidrógeno tanto en el sector del transporte como para su uso industrial.

Varios consumidores de hidrógeno (entre ellos, empresas de transporte) ya han confirmado su interés en estos proyectos, señaló Duro Felguera. Esta compañía y Hunosa llevaban tiempo trabajando en la definición de proyectos para impulsar actividades en los territorios impactados por la descarbonización y para ofrecer soluciones energéticas eficientes. Nortegas aportará su conocimiento de la gestión de la red de gas. Las tres empresas, que han tenido contactos también con la Universidad, forman parte de la Mesa de Hidrógeno de Asturias.

Compartir el artículo

stats