Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las medias verdades sobre las pensiones

Documentos demuestran que el ministro de Seguridad Social estimó que alargar a 35 años el periodo de cálculo recortaría la prestación media el 6%

José Luis Escrivá.

José Luis Escrivá.

El debate sobre la reforma de las pensiones ha sido presa estos días de un juego de medias verdades sobre el posible propósito del Gobierno de alargar de 25 a 35 años el periodo que sirve para calcular la cuantía de la pensión, lo que se traduciría en un recorte medio del 6,3% de las pensiones, según cálculos preliminares del Ministerio de Seguridad Social. El ministro José Luis Escrivá, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente Pablo Iglesias participaron en este cruce de medias verdades puestas de manifiesto por documentos a los que accedido este periódico.

Escrivá dijo en una entrevista publicada por LA NUEVA ESPAÑA el pasado lunes que él no había planteado «al Gobierno, en los órganos colectivos» alargar de 25 a 35 años el periodo de cálculo de las pensiones. Tampoco asumió que una medida de este tipo se traduzca necesariamente en un recorte de la pensión media, como le había reprochado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos. Sin embargo, el capítulo sobre la reforma de las pensiones que su Ministerio incorporó en un borrador del Plan Nacional de Recuperación que el Gobierno estaba preparando para su remisión a Bruselas no solo justificaba la conveniencia de alargar a 35 años ese periodo, sino que estimaba que ello podría suponer una reducción media de la pensión inicial del 6,3%. El borrador planteaba acometer la reforma de forma progresiva a partir del 2023.

La reiteración

Escrivá volvió a asegurar en Onda Cero que «ni ha existido ni va a existir» una propuesta para alargar a 35 años el periodo para el cálculo de las pensiones y expresó su malestar y desconcierto porque, según afirmó, «se ha creado una narrativa artificial» en torno a este tema «a partir de una realidad que no existe». El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto de la agencia Efe, descartó ampliar el período de años para el cálculo de la pensión y dijo que Escrivá ya había «desmentido esta cuestión».

Pero lo cierto es que esa propuesta sí existió, aunque luego fuera descartada. Fuentes del Ministerio de Seguridad Social argumentan que no se trató de «una propuesta formal», sino de un borrador más entre otros. Sin embargo, el detalle con el que la iniciativa fue incorporada al borrador de Plan de Recuperación demuestra que no fue un simple cruce de papeles, sino una propuesta argumentada, que finalmente no se trasladó a Europa.

El vicepresidente Pablo Iglesias celebró que Moncloa no haya remitido finalmente «ningún recorte» de las pensiones a Bruselas, algo que hubiera sido «inaceptable» y «desleal» con el acuerdo de Gobierno. «Si alguien ha ganado la batalla son los pensionistas del presente y los pensionistas del futuro”, manifestó Iglesias.

Ciertamente, el documento final remitido a Bruselas –dentro del plan de reformas para acceder a los fondos europeos de reconstrucción–, ya no incorpora la propuesta de alargar de 25 a 35 años el periodo de cómputo. Sin embargo, sí apunta en esa dirección de cara al futuro, lo cual desmentiría –en este caso– la rotundidad expresada por Sánchez en sentido contrario y el triunfo que se atribuyó Iglesias.

Así, el texto muestra a la Comisión Europea la firmeza del Gobierno en la reforma de las pensiones, pero al mismo tiempo elude trasladar aún a la sociedad española los posibles efectos que ello podría tener en forma de menores prestaciones.

Compartir el artículo

stats