Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil asturianos más en ERTE con los nuevos límites a la hostelería

El BBVA rebaja al 5,3% el crecimiento previsto para Asturias este año por la caída del consumo

Un trabajador.

Un trabajador.

Las nuevas limitaciones de actividad por la pandemia de coronavirus, que afectan sobre todo al sector de la hostelería, vuelven a engordar la lista de asturianos afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y modifican a la baja las previsiones de recuperación económica para este año.

El Principado resolvió en la última semana 281 expedientes de regulación, de los que 16 lo fueron de impedimento y 265 por limitación de actividad. Esos nuevos ERTE afectan 1.008 trabajadores.

Desde el 1 de octubre –fecha en la que entró en vigor el decreto-ley de medidas sociales en defensa del empleo– la Dirección General de Empleo y Formación ha tramitado 6.910 expedientes, que implican a 26.739 trabajadores, 11.816 hombres y 14.923 mujeres. Se autorizaron 3.711 por impedimento y 3.199 por limitación. Además, siguen vigentes 291 ERTE por causas económicas, técnicas, operativas y productivas que afectan a 3.373 personas. De todos esos ERTE, el 91,64% corresponde a empresas del sector servicios y principalmente de la rama de la hostelería.

El Servicio de Estudios de BBVA destacó ayer que el consumo en bares y restaurantes en Asturias “se redujo en más de un 50% en noviembre y siguió cayendo en diciembre”. Ese descenso del consumo motivado por las limitaciones de actividad para evitar la propagación del coronavirus –junto a otros factores como un menor dinamismo del previsto en las exportaciones, una recuperación algo más tardía del turismo y un aumento del número de afectados por ERTE y ceses de actividad de autónomos– ha llevado al Servicio de Estudios de BBVA a rebajar su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para Asturias en 2021.

El Observatorio Regional de BBVA Research prevé ahora un crecimiento de la región del 5,3%, cuando en su anterior previsión era del 5,8%, cinco décimas superior. Está por debajo de la media prevista para el conjunto de España, del 5,5%, y está muy lejos de compensar la caída de 2020. Según BBVA, la economía asturiana decreció el 10,9% el pasado año, mientras que la española lo hizo en un 11%.

El crecimiento del PIB en Asturias en 2021 calculado por BBVA se sitúa en el ecuador de las previsiones de otros centros de estudios. Hispalink, el observatorio de las universidades, eleva el crecimiento hasta el 6,4%, y Funcas, el gabinete de las cajas de ahorros, lo reduce al 4%. En su escenario macroeconómico para 2021 –incluido en el informe económico financiero que acompaña a los presupuestos regionales– el Principado había situado el crecimiento en 2021 en el 3,5%. No obstante, su previsión de caída para 2020 era del 8,4%, muy por debajo del 10% que prevé Hispalink, el 10,4% que apunta Funcas, el 10,9% que espera BBVA y el 15,5% que estima Ceprede.

De cara a 2022, BBVA prevé un crecimiento de la economía asturiana del 6%, la más baja entre las comunidades españolas junto con Cantabria.

Compartir el artículo

stats