Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mayor inversor de eólica en Asturias, triunfador de la subasta de renovables

Capital Energy, con 31 proyectos en el Principado, logra 620 de los 3.000 MW de la puja | EDP, Naturgy e Iberdrola también obtienen potencia

Parque eólico

Parque eólico

Capital Energy, la compañía más activa en el renacer de la energía eólica en Asturias, ha sido la triunfadora en la primera subasta de potencia renovable convocada por el actual Gobierno. La empresa fundada por el inversor madrileño Jesús Martín Buezas, que maneja 31 proyectos de energías renovables en Asturias que supondrían una inyección de más de 1.000 millones de euros, logró 620 megavatios (MW) de eólica de los 3.000 que se subastaron ayer.

Otras empresas con proyectos de renovables en Asturias, como es el caso de EDP Renovaveis, Naturgy, Greenalia o Iberdrola, también lograron la adjudicación de potencia eléctrica “verde” en una subasta en la que los precios de retribución, según fuentes del sector, cayeron a niveles muy bajos. X-Elio se llevó el mayor paquete de potencia en solar fotovoltaica (315 MW) y en la lista provisional de adjudicatarios también figuran compañías como Endesa, Acciona, Solaria, Elawan (la antigua Gestamp Wind), Garnacha Solar, Enerfin, Engie, Ignis o la surcoreana Hanwha. Fuera se quedaron empresas como Repsol, que se estrenaba en una puja de renovables, o Forestalia, la ganadora de la subasta de 2016 y de la primera que se celebró en 2017.

En la puja de 3.000 MW celebrada ayer, 1.000 MW estaban reservados para eólica, 1.000 para solar fotovoltaica y el resto para cualquier tecnología “verde”, aunque ninguna otra consiguió entrar. La gran triunfadora fue Capital Energy. Fuentes de la compañía señalaron a este periódico que los 620 MW eólicos obtenidos son todos por los que competía. Además añadieron que esta adjudicación da “credibilidad” a su proyecto empresarial y a su vocación industrial de largo plazo; pone de manifiesto su “elevada eficiencia”, que le ha permitido presentar ofertas bajas sin renunciar a la rentabilidad que requieren las inversiones, y también resalta la “competitividad” de su portfolio de proyectos: más de 35 gigavatios (GW) de los que cerca de 7 GW tienen los derechos de acceso a la red concedidos.

Planes en el Principado

En Asturias, Capital Energy maneja 31 proyectos de energías renovables que suman 1.200 MW de potencia y cuya construcción supondrá una inversión de 1.000 millones de euros, la creación de 6.700 empleos anuales en la fase de construcción y de alrededor de 230 en la fase de generación. En eólica, Capital Energy ya tiene en construcción el parque de Buseco (50 MW) y tiene otros doce parques en el Occidente de Asturias con diferentes niveles de tramitación. Son los de Leo (14,6 MW), Cassiopea (29,7 MW), Campon (9,9 MW), Escorpio (19,8 MW), Pico Liebres (11,25 MW), Brañadesella (25 MW), Pousadoiro (17,33 MW), Turia (17,33 MW), La Espina (20 MW), La Bechida (84 MW) , Pumarín (115 MW) y Luire (78,4 MW). Estos proyectos suman 492 MW, cifra inferior a los 620 MW obtenidos por Capital Energy en la subasta. No obstante, hay que tener en cuenta que la compañía tiene proyectos eólicos en varias comunidades autónomas. Fuentes de Capital Energy señalaron a LA NUEVA ESPAÑA que “ahora hay nueve meses para decidir los proyectos concretos” a ejecutar dentro del cupo obtenido en la subasta.

EDP Renovaveis, la filial “verde” de la eléctrica portuguesa que tiene su sede en Oviedo, también tiene en tramitación proyectos eólicos en Asturias a sumar a los que tiene en operación. En la subasta de ayer consiguió 45 MW eólicos y 98,4 MW fotovoltaicos.

Naturgy, que el año pasado anunció el desarrollo de dos parques eólicos en Asturias como compensación al cierre de la central térmica de carbón de Soto de la Barca, obtuvo en la puja 235 MW, de los que 38 son eólicos y 197 fotovoltaicos. Fuentes de Naturgy afirmaron que la compañía cuenta con una cartera “sólida” que le ha permitido acudir a esta subasta con proyectos concretos al mismo tiempo que tiene en marcha la construcción de instalaciones de producción de renovables de 300 MW.

Iberdrola también ha destacado en el último año como un importante actor en el renacer de la eólica en Asturias, con el desarrollo de cuatro parques en el Occidente, de los que tres están en construcción. En la subasta de ayer obtuvo 243 MW, pero todos ellos fotovoltaicos.

La compañía gallega Greenalia, que maneja tres proyectos de centrales de biomasa en Asturias, obtuvo en la puja 135 MW, pero todos ellos eólicos.

La de ayer fue la primera subasta para la asignación de proyectos de energía renovable bajo el nuevo sistema aprobado por el Gobierno el pasado mes de diciembre, en el que el promotor recibe un precio fijo por la energía generada en función de la oferta que haya realizado. Los promotores pujan por el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que generen en sus plantas y ese es el precio que se les asigna, si su proyecto ha sido adjudicado, durante al menos 12 años en función de la tecnología.

La subasta de ayer se saldó con un precio medio ponderado de 24,47 euros por MWh para la tecnología fotovoltaica y de 25,31 para la eólica, un 43 % de media inferior a la estimación de precios a largo plazo respecto de la última cotización, según informó el Ministerio para la Transición Ecológica.

Resultaron asignados un total de 3.034 MW distribuidos entre 32 promotores (se presentaron 84), de los cuales 2.036 MW corresponden a potencia de energía fotovoltaica y 998 MW a eólica.

La valoración

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicó que los resultados de la subasta “evidencian el potencial que tienen las renovables en España” y añadió que la incorporación de estos megavatios se traducirá en ahorros para hogares, empresas e industrias, además de generar empleo.

Según las estimaciones del Ministerio, la instalación de los 3.034 MW adjudicados ayer movilizará inversiones por valor de unos 2.100 millones de euros, ocupando a unos 27.000 trabajadores.

Compartir el artículo

stats