DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia destruyó 4.430 empleos en la hostelería asturiana en 2020 pese a los ERTE

El Gobierno aprueba la prolongación de los expedientes de regulación y los ceses de actividad de los autónomos hasta el 31 de mayo

Cierres en la hostelería

La pandemia destruyó el pasado año 4.430 empleos en la hostelería asturiana a pesar de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), de las cláusulas para encarecer los despidos y de las prestaciones por cese de actividad de los autónomos, medidas que el Gobierno de España prorrogó ayer hasta el 31 de mayo.

“La hostelería es con diferencia el sector más golpeado” por la pandemia, destaca el “Balance Socieconómico de 2020 en Asturias” que ha elaborado el gabinete técnico del sindicato CC OO. El informe resalta, con datos de la Seguridad Social, que Asturias cerró 2020 con 4.430 cotizantes menos en el sector de la hostelería lo que supone un descenso del 13,7% con respecto al año anterior. La menor afluencia turística, los cierres forzosos, las limitaciones de aforo o las reticencias de la clientela son citadas en el informe como principales causas de la destrucción de empleo en la hostelería a pesar de los ERTE (en el sector hay activos expedientes que afectan a 17.981 trabajadores, el 64% del total), de las prestaciones por cese de actividad para los autónomos y de la prohibición de despedir. “Las altas tasas de temporalidad y de tiempo parcial del sector hacen que su empleo sea altamente vulnerable ante cualquier caída de la demanda”, destaca el informe de CC OO.

La destrucción de empleo en 2020 fue mucho más limitada en el sector del comercio. La caída fue del 2,1%, con 1.336 afiliados menos que hace un año “porque los negocios que proporcionan productos de primera necesidad han seguido abiertos y, en algunos casos (tiendas de alimentación), han podido registrar incluso un aumento de las ventas en contrapartida a los descensos de la actividad en la restauración”, apunta el informe de CC OO.

También la industria manufacturera asturiana está saliendo mal parada de esta crisis, ya que cerró el año con 1.607 afiliados en alta menos que hace un año (-3,7%). “El sector ya venía destruyendo empleo desde finales del año pasado, aunque el ritmo se aceleró coincidiendo con el estallido de la pandemia”, apunta el informe de CC OO, que añade que “su evolución se explica en gran medida por la de la rama del metal”.

Aunque menos relevante en cifras absolutas, también perdieron una parte sustancial de su empleo (al menos en lo que se refiere al empleo asalariado) las actividades artísticas y recreativas (-487 empleos, el 7,4%) y otros servicios como peluquerías o gimnasios (-713 empleos, el 6,4%).

Por el contrario, la afiliación en las actividades sanitarias aumentó con la pandemia (2.637 empleos más en el último año, lo que supone el 6,4%), al igual que en la educación (635 empleos, el 3,3%). También crecieron, dentro de la rama del transporte, las actividades postales y de correos (recogida, transporte y reparto de paquetes), tanto por cuenta ajena como, sobre todo, por cuenta propia.

En cuanto a la actividad, el secretario general de CC OO de Asturias, José Manuel Zapico, señaló que “más preocupante incluso que la caída del sector servicios es la que ha sufrido la industria, porque porcentualmente ha sido aún mayor (11,7% frente al 9,5%) y porque resulta mucho más desestabilizadora para el conjunto de la economía regional y para el futuro de Asturias. Por eso desde el sindicato estamos convencidos de la necesidad de movilizarse para defender este sector vital”.

Por su parte, el Gobierno de España prorrogó ayer las condiciones de los ERTE, el apoyo a los autónomos y las medidas para alquileres, que se extenderán hasta el próximo mes de mayo, cuando finaliza el actual estado de alarma por la pandemia de la covid-19. Las condiciones apenas cambian. “Hemos hecho un esfuerzo para simplificar la tramitación y será más fácil la transición entre los diferentes tipos de ERTE”, destacó José Manuel Escrivá, ministro de Inclusión y Seguridad Social.

Compartir el artículo

stats